Luchador prófugo de la justica, se defiende en Twitter de las acusaciones en su contra

Jonathan Koppenhaver, luchador profesional de MMA, conocido como 'War Machine', al parecer agredió a su exnovia, con golpes, patadas y hasta con un cuchillo.

Tomada de Twitter

Jonathan Koppenhaver, mejor conocido como War Machine (Máquina de Guerra) se fugó después que presuntamente agrediera a su exnovia, la actriz porno, Chisty Mack. el luchador publicó en su cuenta de Twitter declaraciones en su defensa. En los mensajes él se declara inocente y afirma que la verdad aparecerá tarde o temprano.

La agresión ocurrió el pasado viernes y dejó a Mack con 18 fracturas, marcas por todo el cuerpo y actualmente tiene comprometida la visión de su ojo izquierdo.

Luego de la agresión, la actriz divulgó en las redes sociales fotos de su estado físico y describió lo que ocurrió en el momento de la agresión. Aún no se confirma la identidad del hombre que estaba con ella en el momento que supuestamente ‘War Machine’ la agredió, pero se rumora que puede tratarse de Corey Thomas, quien en 2009 participó en el polémico reality "Megan Wants a Millionaire" ("Megan quiere un millonario").

La policía de Las Vegas sigue buscando a Koppenhaver. 

Estos son los tuits que publicó Koppenhaver en la red social:

1. Te amo y espero que estés bien. Fui temprano para sorprenderte y ayudarte a preparar para tu convención. No lo puedo creer.

2. No puedo creer lo que pasó. Todo lo que yo quería era sorprenderte, y ayudar y hacer algo agradable…. Ahora esto…

3. Tengo el corazón roto… en todas las formas. Siempre te amaré.

4. Solo quería ver tu cara de sorpresa cuando te diera el anillo…. Esto es una pesadilla. Tú estás en mis pensamientos.

5. No soy un mal sujeto, solo quería sorprender a mi novia, ayudarla a prepararse para su show y darle un anillo de compromiso y terminé peleando por mi vida.

6. Los policías nunca me darán un juego limpio, nunca me creerán. Sigo decidiendo qué haré pero al final del día todo destroza mi corazón.

7. Solo deseo que ese hombre no hubiera estado ahí y que Christy y yo estuviéramos felizmente comprometidos. No sé y estoy maldito. Un día la verdad saldrá.