Madre se queja con Disneyland por no permitirle a su hijo cumplir su sueño de ser princesa

Hayley McLean, madre de Noah, escribió en su blog "Sparkles and Stretchmarks" la experiencia poco agradable que vivió con su pequeño de tres años.

Tomada del Facebook Hayley McLean-Glass‎

Noah, de tres años, es el fan número uno de la princesa Elsa, protagonista de la película Frozen. Así lo aseguró su madre en su blog: “si hay tal cosa como un superfan de Frozen, ¡Noah lo es!”

McLean le quería dar un regalo a su pequeño hijo para que viviera una bonita experiencia en el parque Disneyland de París al ser princesa por un día. Pero la respuesta de la compañía causó indignación en la madre y en redes sociales, ya que la publicación se hizo viral.

La mujer asegura que tal era la magia que sentían por Disney que en 10 meses visitaron el parque en dos ocasiones y tenía programadas dos visitas, una en noviembre y otra en abril para ir en compañía de unos amigos.

“Se había convertido en mi lugar feliz, mi escape de la ansiedad y los problemas de salud mental. Un lugar donde la magia era la norma y donde todo el mundo era libre para disfrutar de la vida dentro la burbuja de cuento de hadas, donde los peligros del mundo real parecen tan distantes”, relata en la carta McLean.

También comentó que desde la última visita, su hijo había mostrado un gran interés por las princesas Elsa, Rapunzel, Anna, Jasmine, Bella y Cenicienta. Tanto ha sido el amor por Elsa que se disfraza todos los días del personaje e “incluso se rehúsa a quitárselo cuando es hora de ir a dormir”.

Pero todo cambió cuando madre e hijo vieron una publicidad del parque en el que promocionaba el evento “princesa por un día”. La madre envío un correo a Disneyland para hacer la reserva y llevar a su pequeño Noah. “Yo sabía que no habría nada que le encantará más que usar un vestido bonito, ponerse maquillaje como hace mamá y tener su foto siendo una de sus amadas princesas de Disney”, puntualizó la indignada mujer. 

Sin embargo, la respuesta del parque fue una negativa.  “En este momento no es posible reservar ‘Princesa por un día’ para un niño”.

Hayley McLean expresó su dolor en su blog y afirmó que su hijo es muy joven para entender los prejuicios que existen en el mundo. "No tiene ninguna razón para creer que alguien vea algo mal en un niño jugando a vestirse. Y no tengo ningún deseo de exponerlo a la ridícula desigualdad de este mundo hasta que sea absolutamente necesario. Nunca esperaba la respuesta que recibí del lugar que pretende traer la magia al mundo e introduce estos personajes amados a los niños”.

La mujer finaliza la carta diciendo que “Esto no es ni siquiera un debate gay, esto es un niño que quiere ser como su personaje favorito”. Lea aquí la carta completa.