Manifestaciones alrededor del mundo dijeron NO a la violencia machista

Decenas de miles de personas salieron a la calle este 25 de noviembre en el Día Internacional contra la Violencia de Género, especialmente en España, considerada pionera en la lucha contra esta lacra, y Centroamérica, con un número elevado de feminicidios.

Foto: AFP.

En la cuarta edición de esta jornada hubo movilizaciones en países tan diversos como Rusia, Sudáfrica, Sudán o Turquía, donde la policía dispersó con gases lacrimógenos y balas de goma a varios manifestantes, en su mayoría mujeres, que se congregaban en la capital.

La indignación contra los feminicidios, 87.000 mujeres asesinadas en el mundo en 2017, la mitad de ellas por gente cercana, según la ONU; ha ido en aumento estas últimas semanas en numerosos países. Y los llamados para que se produzca un cambio se han ido multiplicando.

La misión de Naciones Unidas en Afganistán instó al gobierno de Kabul a hacer un esfuerzo contra la violencia de género, masiva en el país y en alza, según un reciente informe de la Comisión afgana de los derechos humanos.

Decenas de miles de personas secundaron la convocatoria en Madrid, con lemas como "Basta ya, ni una más" o "Que viva la lucha de las mujeres".

España, país puntero 

"Se ha avanzado mucho, pero hace falta bastante más", afirmó Marta Martínez, empleada de una empresa financiera, que incidió en la necesidad de erradicar la brecha salarial entre hombres y mujeres, y aumentar los medios para prevenir este tipo de crímenes.

España presume de ser un país puntero en la lucha contra los feminicidios, reportados sistemáticamente en la prensa y denunciados individualmente por autoridades y asociaciones.

En 2004 se adoptó una ley contra la violencia de género, bajo el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y en 2017 un pacto de Estado, con el ejecutivo conservador de Mariano Rajoy.

La novedad este año es que la unanimidad hasta ahora imperante a nivel político se ha visto rota por la extrema derecha de Vox, tercera fuerza en el Parlamento español. Vox se opone a la ley de violencia de género pues, según reiteró en un manifiesto, colectiviza y victimiza a la mujer y criminaliza a los hombres.

"¡Con la violencia no se hace política en este país!", le espetó Nadia Otmani, una mujer marroquí en silla de ruedas desde hace más de 20 años, por unos disparos recibidos de su cuñado, cuando trataba de defender a su hermana. El dirigente de extrema derecha miró a otro lado, mientras escuchaba esto.

Las movilizaciones en España se producen tras las celebradas el fin de semana en capitales europeas como París, Roma o Bruselas.

Los feminicidios se han erigido como una gran causa política en Francia, donde al menos 117 mujeres fueron asesinadas por sus cónyuges o excónyuges este año, según un recuento realizado por la AFP.

En respuesta, el primer ministro francés, Édouard Philippe, anunció un vasto plan contra los asesinatos de mujeres, que incluirá en la ley la noción de control psicológico.

"Vivas nos queremos" 

En distintos países de Centroamérica, la región que exhibe las tasas más altas de feminicidios, también cientos de mujeres marcharon este lunes para decir basta.

"Vivas nos queremos" o "Exigimos una vida libre de violencia" eran algunas de las consignas que se leían en la manifestación en San Salvador. 

El Salvador registró en 2018 la tasa más alta de feminicidios, con 6,8 por cada 100.000, de la región, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Otras marchas tuvieron lugar en San José, en Costa Rica, y en la capital hondureña. En República Dominicana, donde 66 mujeres han sido asesinadas en 2019, la marcha fue el domingo.

En la capital argentina cientos de mujeres expresaron su repudio a la violencia machista y aprovecharon la ocasión para denunciar "un golpe de Estado" en Bolivia y manifestar su solidaridad con los manifestantes en Chile.

En Santiago de Chile la marcha confluyó con protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. Igual que en Colombia, donde miles de mujeres clamaron por respeto a sus derechos vestidas con prendas violetas en medio de las manifestaciones contra el presidente Iván Duque.

En el continente africano, la mujeres también se movilizaron, como en Sudán, donde se celebró la primera concentración de este tipo en décadas.

Las manifestantes gritaban "Libertad, paz, justicia", uno de los eslóganes del movimiento de protesta que sacudió Sudán de diciembre de 2018 a agosto de 2019 y aceleró la caída del presidente Omar Al Bashir, destituido por el ejército en abril.

En Sudáfrica, donde una mujer es asesinada cada tres horas, el presidente Cyril Ramaphosa pidió a los hombres que renuncien a las "actitudes sexistas y patriarcales", y lanzó un plan de urgencia de más de 1.500 millones de rands (100 millones de euros).

892927

2019-11-26T00:11:53-05:00

article

2019-11-26T00:11:53-05:00

[email protected]

none

- AFP

Actualidad

Manifestaciones alrededor del mundo dijeron NO a la violencia machista

70

4896

4966