Marc Anthony pide donaciones para Puerto Rico tras paso de huracanes

El salsero boricua Marc Anthony pidió este jueves donaciones para Puerto Rico, que acaba de enfrentar "la furia de dos huracanes históricos", Irma y María, un día después de que este último devastara la isla con fuerza de categoría 5.

El salsero boricua Marc Anthony.AFP

A través de un video publicado en redes sociales, el cantante puertorriqueño Marc Anthony pidió este jueves solidaridad para su país tras el paso del huracán María que el miércoles dejó la isla sin electricidad ni agua potable, con las comunicaciones muy disminuidas, casas destrozadas, vías obstruidas por árboles y escombros e inundaciones graves.

"Durante las últimas semanas mi isla ha enfrentado la furia de dos huracanes históricos, Irma y ahora María, que causaron gran devastación en Puerto Rico y el Caribe", dijo el músico en un video publicado en Vimeo.

"Sin embargo Puerto Rico se convirtió en un refugio para aquellos que lo necesitaron de nuestras islas vecinas", prosiguió el intérprete de éxitos como "Vivir mi vida" y "Valió la pena".

 

Por favor ayúdenme con este importante llamado a nuestra comunidad. pic.twitter.com/cH0VvGDiyi

— Marc Anthony (@MarcAnthony) 21 de septiembre de 2017

 

"Pero ahora Puerto Rico necesita tu ayuda y les ruego a todos que donen a los esfuerzos de rescate", prosiguió Marc Anthony, de 49 años, dirigiendo a los donantes a las UnitedforPuertoRico.com, o UnidosPorPuertoRico.com.

En estas páginas, la primera dama de la isla, Beatriz Rosselló, está reuniendo las donaciones para la isla en colaboración con el sector privado, como explica la web.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo este jueves que la situación "se puede poner peor" porque aún se esperan las lluvias de la cola del huracán María: "La mayor preocupación siempre es la cantidad de lluvia y las inundaciones, particularmente para el área oeste se esperan hasta 25 pulgadas (63 cm) porque ahora viene la cola del huracán" sobre la isla.

El presidente Donald Trump declaró "Zona de Gran Desastre" a Puerto Rico, un territorio autónomo estadounidense, lo cual libera fondos ilimitados de ayuda federal para una isla que desde mayo está en bancarrota.