Mateo Fernández, el colombiano que participó de la iniciativa #TheHiddenFlag en Rusia 2018

La idea de enviar un mensaje oculto en apoyo a los derechos de la comunidad LGBTI en Rusia fue un rotundo éxito. En entrevista con El Espectador Fernández cuenta cómo fue la experiencia.

La iniciativa comenzó en Moscú el 28 de junio, coincidiendo con el día oficial del Orgullo LGTBI. Los equipos creativos detrás de la idea en Moscú fueron LOLA MullenLowe, el fotógrafo JaverTles, la productora Primo y la directora de cine Michelle Cassis.Javier Tles / The Hidden Flag

Una española, un holandés, un brasilero, un mexicano, una argentina y un colombiano llegaron a Moscú para pasar tres días juntos sin conocerse. Los seis aceptaron viajar a la capital del país anfitrión con un mensaje oculto y por la convicción que tienen hacia los derechos de la comunidad LGBTI.

La aventura comenzó el 28 de junio, día del Orgullo LGBT. Cada uno se vistió con la camiseta de su selección nacional y formaron la bandera de colores emblema de la comunidad, en un país donde está prohibida la propaganda y el tema frente a menores de edad.  

#TheHiddenFlag o La Bandera Oculta es el nombre de la idea que promovieron la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Felgbt), la agencia de publicidad LOLA MullenLowe y ElDiario.es.

"Siempre hemos tenido presente cómo ayudar a esta organización y hacer algo relevante e impactante. Nos dimos cuenta que este año el mundial y el orgullo coincidieron en un país tan restrictivo como Rusia. Con lo cual, era el momento perfecto de crear esta iniciativa junto con Felgbt y ElDiario.es. Ojalá que llame la atención sobre las leyes discriminatorias en ese país y los presione para que las cambien”, dijo en un comunicado Pancho Cassis, director creativo ejecutivo de LOLA MullenLowe.

El Espectador conversó con Mateo Fernández, el colombiano que participó de esta iniciativa. Los otros cinco integrantes son Marta Márquez, escritora española y presidenta de Galehi asociación de familias LGBT; Eric Houter, agente inmobiliario holandés quien fue en lugar de su hermano gay; Eloi Pierozan Junior, gerente de mercadeo brasilero; Guillermo León, documentalista mexicano; Vanesa Paola Ferrario, editora audiovisual y montajista argentina.

Lea más: La original manera en la que activistas usaron la bandera LGBTI en Rusia.

¿Cómo nació la idea?

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales de España y el ElDiario.es hablaron con una agencia de publicidad española para hacer una idea durante el contexto del mundial sobre los derechos gais en Rusia. Esa fue la necesidad que presentaron esas dos entidades a la agencia. 

La agencia, que se llama LOLA MullenLowe, sacó diferentes ideas y se eligió #TheHiddenFlag.

¿Cómo se contactaron con usted?

Yo trabajo en publicidad en Francia y tengo amigos en el sector y uno de ellos es de la agencia y me dijo que si me animaba a participar de la idea. Me entró la curiosidad y le dije que de una. Luego me llamó la productora a explicarme bien en qué consistía todo. Las seis personas que fuimos tenemos una relación con alguien alrededor de la fundación o de la agencia. No nos conocíamos, éramos los conocidos de los conocidos.

¿Cómo fue la experiencia?

Fue muy raro. Yo soy una persona privilegiada, crecí en Bogotá en un entorno abierto y comprensivo. Luego me vine a Francia donde el tema no es algo que se hable, no por el hecho de que no haya la libertad, sino porque la sexualidad es algo personal. Cuando aterrizo en Rusia dimensiono que me pueden llevar a la cárcel por la camiseta. Pensé en el tiempo que iba a estar allá y sentía que tenía el corazón en la garganta. Pero fueron solo dos días, hay gente que vive esto siempre y es algo con lo que tienen que vivir.

¿Alguien se dio cuenta del mensaje oculto?

No se dieron cuenta, ni una sola vez sentí que un Policía lo haya notado. Tampoco nadie de la comunidad. Me hubiera gustado que alguien se diera cuenta y que fuera gay para ver esa complicidad. Al final, por alcance y seguridad, fue mucho mejor no se hayan enterado.

¿Cuál fue entonces la reacción de las personas al ver un grupo tan diverso?

El  Mundial fue el disfraz perfecto. La gente se nos acercaba, pero para complementar las selecciones que faltaban en la foto, no por el mensaje que estábamos dando. Se nos metía el ruso y muchos extranjeros más. Nos veían como seis personas de diferentes países que están peleando por la copa, pero que se abrazan y se toman fotos juntos frente al Kremlin. Pensaban en la diversidad de países, mas no en la diversidad de género. 

Javier Tles / The Hidden Flag

¿Se captó el mensaje?

En Rusia, sin contextualización, no se captó el mensaje. La verdad, para mi seguridad, es un pro, ¿sabes?

¿Cómo es la situación de los derechos LGBTI en Rusia?

Allá hay dos leyes que van en contra de los derechos de la comunidad LGBT. Una es el public display of homosexuality, o sea, la propaganda gay que fue con la que golpeamos el problema con la iniciativa, y la otra in front of minors. No se puede ser gay en frente de un menor de edad porque eso genera que los niños tengan preguntas y quieran ser gais.

¿Por qué lo hizo?

Cuando yo accedí, no esperaba que Putin tras ver la iniciativa levantara la prohibición. Era más como un grito de aliento a las personas que viven en este país y tienen este problema. Les demostramos que seis personas de diferentes partes del mundo se fueron a este lugar para decirles que los están apoyando y que saben que están en problemas y que les están vulnerando los derechos. 

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

Me han llegado mensajes en mis fotos agradeciendo la valentía de hacer eso. Y yo no soy valiente, solo estuve dos días caminando por la ciudad con susto y no me pasó nada. Al otro día tomé un avión y me fui a Ámsterdam a pasarla rico; mientras que los valientes son ellos que están allá sufriendo la inequidad.

Hay mensajes privados de rusos y eso es muy diciente, que no lo hagan en público sino directamente. La acogida ha sido muy grande. Nos escribió el Moscú Times para una entrevista, están viendo quién da la entrevista.

¿Como publicista cómo evalúa la idea?

La idea me produce envidia positiva porque es simple, barata e impactante. Los niveles de mensaje de son muy potentes. Es fútbol, es país, son derechos LGBT.