Mayoría de viviendas brasileñas todavía posee televisores de tubo, dice IBGE

El dato es anterior al Mundial de fútbol Brasil 2014, antes del cual se registró una nueva onda de compras de televisores con pantalla fina.

Archivo

La mayor parte de los hogares brasileños todavía posee televisores de tubo, que ya dejaron de fabricarse, y apenas una de cada tres viviendas tiene servicio de TV por suscripción, informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La Encuesta Nacional por Muestras de Domicilios (Pnad) realizada en 2013 ha confirmado el avance del teléfono móvil como responsable del acceso a internet en las familias pero también dio detalles sobre cómo fluye la comunicación audiovisual en Brasil.

El 97,3 % de las 63,3 millones de viviendas brasileñas tienen televisores de tubo (61,6 %), que ya no se fabrican más, contra el 38,4 % de los aparatos de pantalla plana.

El dato es anterior al Mundial de fútbol Brasil 2014, antes del cual se registró una nueva onda de compras de televisores con pantalla fina.

El estudio destaca que en 2013 el servicio de internet a través del teléfono móvil inteligente o "smartphone" es utilizado en más de la mitad de los domicilios, con un 53,6 %, aunque en 2013 el dominio de acceso a internet fueron los ordenadores PC's (de mesa), con un 88,4 %.

Por medio de tabletas digitales ingresaba a internet en 2013 el 17,2 % de la población conectada.

De acuerdo al IBGE, la televisión por suscripción está presente en apenas el 29,5 % de las viviendas, es decir, 18,5 millones de hogares, pero este servicio tiene una penetración mayor (40,1 %) en la región más rica del país, la sudeste (Sao Paulo, Espírito Santo, Río de Janeiro y Minas Gerais).

En el noreste, una de las zonas más pobres del país, este tipo de televisión no abierta, ya sea por antenas parabólicas o por cable, lo tiene el 15 % de los hogares.

"Hay una relación directa entre televisión paga y la renta de las personas", comentó la especialista del IBGE Jully Pontem que indicó que en el 74,9 % de las viviendas con televisión paga hay ingresos superiores al equivalente a unos 1.300 dólares.

La encuesta tuvo un pedido del Ministerio de las Comunicaciones para determinar el terreno y el mercado para la implementación de la señal digital y cuándo sería posible eliminar el analógico.

El IBGE indicó que la señal digital de televisión abierta estaba presente en 31,2 % de los domicilios.

Hasta 2013, el número total de aparatos de televisión presentes en los hogares era de 103,3 millones, el 61,4 % todavía de tubo catódico.

El 58 % de las casas tiene apenas un sólo televisor y la presencia de los aparatos de tubo replican el modelo de desarrollo del país: en la región noreste fue detectado en un 67,7 % de los hogares mientras que en la sudeste el porcentaje bajó al 46,7 %.