Muere el hombre más obeso del país

A Óscar Vázquez Morales, de 41 años, le habían implantado en mayo un balón gástrico con el que logró perder 90 kilos. Murió de un ataque cardiaco en Palmira.

Oscar Vásquez Morales, quien había sido intervenido en mayo pasado, murió el pasado sábado de un paro cardiaco. / AFP

La historia de Óscar Vásquez Morales se dio a conocer en mayo pasado cuando la Fundación Gorditos de Corazón adelantó un operativo, en el que participaron 20 personas, para  trasladarlo desde Palmira a la Clínica Desa en Cali, donde le implantaron un balón gástrico, la primera de tres cirugías con la que se buscaba reducir la mayor parte de los 380 kilos que pesaba este hombre.

A diferencia de las historias que cotidianamente se ven en televisión sobre hombres y mujeres en todo el mundo con obesidad mórbida que son intervenidos para salvar su vida, la cara de Vásquez se hizo popular tanto en medios impresos como en los noticieros, porque su caso era el más extremo del país, se trataba del hombre más obeso de Colombia.

Vásquez Morales fue obeso desde pequeño, pero su condición comenzó a empeorar hace 10 años, cuando su madre murió. La depresión y la ansiedad lo llevaron a comer de forma desmedida, por lo que rápidamente ganó más de 100 kilos, que terminaron dejando inmóvil en su casa, en el barrio Sesquicentenario de Palmira.

Cuando lo encontraron, Vásquez pesaba más de 400 kilos y sufría varias enfermedades, entre la que se encontraban un lifendema en sus miembros inferiores, lo que le provocaba la acumulación de líquido linfático y una apnea del sueño. 

La dieta de Vásquez consistió en una dieta de verduras, frutas y cero grasas y azúcares, además de un tratamiento psicológico para tratar su ansiedad, por lo que luego de la primera cirugía, en la que le implantaron el balón gástrico, en mayo, logró bajar más de 90 kilos. 

Por tratarse de un caso de alto riesgo, el cuerpo de bomberos de Palmira había realizado simulacros para facilitar su movilización en caso de una emergencia. A pesar de ello, no fue posible salvarle la vida el pasado sábado, luego de que Vásquez presentara hacia las once de la mañana un fuerte dolor en el pecho. 

"Hicimos todo lo posible por salvarle la vida, pero se debe entender que en un paciente de alto riesgo como Óscar se puede presentar una descompensación metabólica y generar situaciones que no están al alcance de un ser humano", dijo, a El País de Cali, el director de la Fundación Gorditos de Corazón Salvador Palacio, quien aseguró que Vásquez llegó sin signos vitales al hospital. 

Así mismo, Palacio afirmó que Vásquez estaba entusiasmado con su recuperación, tanto así que ya podía bañarse solo y había recuperado gran parte de su movilidad.  Por ahora, se tiene previsto que el cuerpo de Vásquez sea velado este lunes, en su casa en el barrio Sesquicentenario, en Palmira. 

Temas relacionados

 

últimas noticias