Muere quinta actriz de cine porno de Estados Unidos en dos meses

Olivia Lu fue encontrada muerta en una clínica de rehabilitación. Las otras cuatro víctimas también fueron encontradas sin vida en sus respectivas casas.

Tomada de Twitter.com/APAGunion

Cinco actrices de la industria pornográfica de Estados Unidos y Canadá han muerto en los últimos dos meses. La última víctima fue Olivia Lu, de 23 años, quien fue encontrada sin vida el sábado pasado en un centro de rehabilitación de Hollywood (California, Estados Unidos).

"Recientemente se han hecho muchos comentarios sobre el número de estrellas de cine para adultos que han muerto en el último año y con gran tristeza debemos informar que la lista ha crecido más", informó la agencia LA Direct Models en un comunicado divulgado por The Sun.

Un portavoz de la agencia reveló que Olivia Lu, también conocida como Olivia Voltaire, había estado luchando contra la adicción a las drogas y que recientemente había sufrido una recaída, por lo que estaba internada en la clínica de rehabilitación desde hacía una semana.


Días antes de morir, Lu escribió en Twitter "Los siento por todas las partes. Ya nada me asusta".

En los últimos meses la industria de cine pornográfico en Estados Unidos y Canadá ha informado sobre la muerte de varias estrellas. Otra actriz llamada Olivia, pero de apellido Nova, fue encontrada muerta en su casa de Las Vegas, Estados Unidos, hace una semana. Olivia Nova tenía 20 años y también trabajaba para LA Direct Models. Ambas firmaron contrato con esta agencia en 2017.

 

El pasado 12 de noviembre se conoció que la actriz de 35 años Shyla Stylez, considerada "una leyenda" del porno había fallecido mientras dormía en la casa de su madre en Canadá.

Angust Ames, de 23 años, supuestamente se suicidó el pasado 19 de diciembre luego de ser criticada en redes sociales tras publicar un video en el que decía que no quería grabar una escena con un actor que había trabajado en películas para el público homosexual. Ella también fue encontrada muerta en su casa.

La tercera víctima reciente de la industria porno fue Yuri Lev, quien fue encontrada muerta en una cama rodeada de pastillas en Bellflower, California. La joven de 31 años aparentemente se suicidó.

 

 

últimas noticias