La mujer detrás del video contra el proceso de paz que es viral en redes sociales

Lina María Quintero, medio hermana del 'Patrón de Bello', dice que saldrá del país por amenazas. La razón: su video contra el proceso de paz, subido a la web el día del acuerdo Gobierno-Farc sobre el fin del conflicto. La grabación supera tres millones de visitas y tiene un error histórico.

Lina María Quintero Arango. Foto: Facebook Noticas amigas

Lina Quintero se dio a conocer por el video que compartió en redes sociales el pasado miércoles después del anuncio en la La Habana, este se volvió viral en un santiamén. La reproducción de más de cuatro minutos muestra su rechazo e indignación con el proceso de paz. En diálogo con El Espectador, Quintero manifiesta sus razones.

Es comunicadora social y periodista de la Universidad EAFIT de Medellín, tiene 26 años de edad y a los 10 la guerrilla de las Farc secuestró a su padre, Hugo Quintero, durante 21 días, exigiendo a cambio de su libertad una suma de dinero de $1.000 millones que fueron finalmente cancelados.

Su medio hermano es Hugo Albeiro Quintero Restrepo, más conocido como el ‘Patrón de Bello’, y heredero de Bellanita de Transportes S.A., él fue condenado a siete años y seis meses de prisión por el delito de concierto para delinquir, además, se mencionó que tenía vínculos con Vicente Castaño, y que fabricaba y vendía armas. Lina María asegura que hace más de 20 años que no habla con él.

Quintero fue catalogada por medios de comunicación como una ‘Youtuber’, y aunque las cifras de reproducciones en su grabación eran muy similares a las de los grandes youtubers del país, ella asegura que no lo es.

Cuenta que todo lo que dice en el video es lo que ella piensa, que no fue contratada por nadie para hacerlo y que intentó grabarlo unas cinco veces porque estaba muy conmovida con el tema. Aunque sus palabras no dejan de tener un tono político, similar a las percepciones del expresidente Álvaro Uribe Vélez, -algo que cabe resaltar, le ha traído muchas críticas- ella aseguró en diálogo con El Espectador que no pertenece a ningún partido político, que en ningún momento ha conocido o se ha reunido con el hoy senador de la República, que no conoce si alguien de su familia es miembro de la política colombiana y que no tiene intenciones próximas de participar en ella.

La reproducción inicia contando la historia de Andrés Felipe Pérez, un niño de que padeció de cáncer y murió en el 2001 esperando despedirse de su padre, Norberto Pérez, cabo de la Policía Nacional, quien llevaba para ese entonces 23 meses secuestrado por la guerrilla de las Farc. Después de la muerte del menor y en un intento por escapar del cautiverio fue asesinado. Quintero afirma haberse sentido muy conmovida con esta historia a pesar de tener tan sólo 11 años para ese entonces, “para mí eso es un hecho de las Farc que se me quedó muy marcado en la memoria, me generó mucho impacto porque esos temas me sensibilizan mucho”, señala.

Además de la historia de Andrés Felipe, en el video cuenta con imágenes de apoyo de distintos medios de comunicación nacionales como RCN y CM& e internacionales como TVE (Televisión Española). Con esto Quintero busca darle fuerza a sus argumentos, no obstante, parecía desconocer que se equivocaría en un hecho histórico.

El collar bomba

El lunes 15 de mayo del 2000 Elvia Cortés de Pachón, una humilde campesina y Jairo Hernando López, un subintendente de la Dijin, murieron intentando retirar un collar bomba del cuello de la mujer. Este había sido puesto por cuatro hombres encapuchados a la fuerza, con la condición de desactivarlo en un plazo máximo de 10 horas a cambio de una millonaria suma de dinero.

Los responsables de este hecho, según Lina María Quintero Arango era las Farc. Lo cierto es que aunque en un principio sí se les atribuyó esto, pero un fallo emitido por un juez del Juzgado Primero del Circuito de Cundinamarca condenó a 32 años de prisión a José Miguel Suárez como único responsable de la muerte de las dos personas, según testigos, Suárez era un trabajador contratado por la mujer.

Al respecto Quintero indicó que “no sé si sea verdad, o no, si ellos hicieron lo del collar bomba. Yo pensaba que sí porque hay muchísima información en los medios que dice que sí, que fue las Farc, aunque también hay otros que dicen que no, que fue la delincuencia común. Entonces en ese pedazo sí está errado. Listo, me equivoqué, no sabía que ellos no habían hecho el collar bomba, pero eso no los hace mejores”.

A pesar de declaraciones como “yo no le puedo creer a Santos ni a las Farc”, Lina asegura no estar en contra de la paz, pero sí dice sentirse preocupada por el futuro papel político que puedan tener los exguerrilleros en Colombia. “Me preocupa que estas personas puedan llegar al poder y a las urnas, porque tienen mucho dinero para comprar votos”, afirmó.

Lo que inició, según ella, siendo un video honesto en el que expresaba su inconformismo con el grupo guerrillero hoy ha tomado otro tinte. Cuenta que no solo se siente sorprendida por la viralidad de esta grabación, sino por las fuertes críticas desatadas en su contra. Según Quintero su imagen ha sido utilizada por la página de Facebook 'el furibista' de manera perjudicial, creando montajes en videos en los que se asegura que ella es uribista, cosa que niega tajantemente. Afirma, además, que tiene miedo, pues las amenazas han llegado a tal punto que hoy busca salir del país. 

 

* Nota del editor: 

En medio de la entrevista se le preguntó a Lina si conocía la identidad del guerrillero que aparece en su video para lo que contestó: "no me lo sé, ni siquiera quise mirar quién era” y aunque en un principio se mencionó que era alias el 'Mono Jojoy', un día después de la publicación se pudo confirmar (a petición de Quintero) que quien aparece en el video es alias 'El loco Iván'. 

"En el artículo usted me cuestiona diciendo que el guerrillero que aparece cobrando el impuesto para la paz es Jojoy, pero eso es mentira! El hombre se identifica como alias 'El loco Iván' jefe de finanzas del bloque, identidad que confirmaron milirares del Ejército cuando el video apareció en redes sociales", dice Lina Quintero.