Mujer que llevó 10.000 hombres a la cama

Gwyneth Montenegro narra en su libro “10.000 men, and counting” su vida.

/ 123RF

“Ya sabes lo que dicen, es de los mansos de quien debes cuidarte. Al verme con mis jeans y camiseta nunca sospecharías los secretos que se esconden en mi cabeza. Esta semana de hecho marca un punto de giro en mi vida. Oficialmente me he acostado con 10.000 hombres”.

Así comienza Gwyneth Montenegro, una australiana de 36 años, el libro autobiográfico que tituló provocadoramente 10.000 men, and counting (10.000 hombres y contando). Lo escribió después de haber alcanzado el éxito económico gracias a su cuerpo y cuando comenzó a preguntarse si era hora de detener esa frenética vida cuyas raíces se pierden en su infancia.

Perdió su inocencia cuando varios hombres abusaron sexualmente de ella. Desde entonces, su refugio fue la soledad y la negación a entablar relaciones con los demás.

Pero al crecer su actitud se transformó. Hizo de su cuerpo una herramienta preciada y valiosa, entendió que podía conseguir con su belleza todo el dinero que fuera necesario para una vida llena de lujos y desenfrenos.

Los burdeles capturaron su atención y en ellos comenzó a construir un estilo de vida que en un principio le dio seguridad, pero que con el tiempo comenzó a cuestionar. No eran cualquier tipo de burdeles, sino los de alta gama, a los que importantes personalidades del mundo se dirigen a pasar una noche. Pronto ella se convirtió en una de las figuras más apetecida por los ricos y famosos.

Por varios años el sexo, las drogas y el alcohol construyeron la cotidianidad de su vida, pero llegó el momento en que los lujos no fueron suficientes para cubrir profundas molestias que la habían acompañado desde que era una niña.

Miró hacia atrás y decidió escribir un libro basado en su experiencia. Confiesa que tenía susto de hacerlo, porque finalmente no era una vida que cabe dentro de los parámetros de la “normalidad”.

Ahora, después de siete meses de que cientos de personas conocieran su historia, dice que la experiencia de haberlo escrito le ha dado el orgullo que jamás encontró en ninguna exorbitante suma de dinero.

“¿Alguna vez ha leído un libro que desafíe su percepción, un libro que reescribe lo que se acepta como normal?”, escriben los promotores de Montenegro para a reglón seguido advertir: “Diez mil hombres y contando, extiende con éxito los límites de lo que muchos han llegado a aceptar como una escena “normal” del sexo”.

Temas relacionados