La Mujer Maravilla no va más como embajadora de la ONU

La Mujer Maravilla era embajadora honorífica de la organización para promover una campaña internacional sobre la emancipación y empoderamiento de mujeres y niñas.

Referencia / Archivo EFE

El papel de la Mujer Maravilla como embajadora honorífica de la ONU para el Empoderamiento de la Mujer terminará esta semana, después de una breve campaña que generó protestas dentro de la propia organización. (Lea: Críticas por nombramiento honorífico de la ONU a la Mujer Maravilla)

Según dijo este miércoles la organización, la colaboración entre el popular personaje de cómic y Naciones Unidas se acabará oficialmente este viernes, aunque no como consecuencia de las quejas.

La designación de la Mujer Maravilla como embajadora honorífica estaba ligada a una campaña específica que se lanzó el 21 de octubre y que termina ahora, una práctica habitual en este tipo de iniciativas que involucran a personajes de ficción, recordó en un comunicado el portavoz Stéphane Dujarric.

"Estamos extremadamente satisfechos con la concienciación que esta colaboración ha logrado", señaló Dujarric.

La campaña, que coincidió con el 75 aniversario del personaje, buscaba promocionar las metas sobre igualdad de género incluidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados el año pasado por la comunidad internacional para sustituir a los Objetivos del Milenio.

Sin embargo, la iniciativa ha recibido numerosas críticas y fue objeto de protestas por parte de empleados de la propia ONU.

Más de 44.000 personas apoyaron una petición en internet para reconsiderar el nombramiento de la Mujer Maravilla, al considerar que no es el símbolo más adecuado para difundir mensajes a favor de la igualdad.

Según sus impulsores, aunque originalmente el personaje podía tener un mensaje feminista, "la versión actual del personaje es una mujer blanca de proporciones imposibles, grandes pechos, ligera de ropa".

"Es alarmante que Naciones Unidas considere usar un personaje con una imagen abiertamente sexualizada en un momento en que los titulares en EE.UU. y el mundo señalan la cosificación de las mujeres y niñas", apuntaban.

Para muchos, el momento elegido tampoco fue el más adecuado, justo después de que nuevamente la ONU eligió a un hombre, António Guterres, como próximo secretario general.

WomanSG, una campaña que defendió muy activamente durante la selección de una mujer para el puesto, también pidió dar marcha atrás al nombramiento de la Mujer Maravilla y sustituirla por una mujer real, un llamamiento que respaldaron varios Estados miembros. 

últimas noticias