La mujer que vende por Ebay su vestido de novia para pagar su divorcio

Su esposo le fue infiel. Ahora oferta la prenda que usó en su boda para financiar su separación. Le han ofrecido 40 veces más del valor invertido.

El desamor que vive Samantha Wragg por culpa de su esposo que la engañó con otra mujer se convirtió en la mejor estrategia para vender en Ebay el vestido con el que en el pasado prometió ante el altar compartir la vida con su pareja. El dinero que espera recibir en la venta será utilizado para pagar el divorcio. 

La británica de 28 años promociona su producto de una particular forma: "Está en perfectas condiciones pero hay que llevarlo a la tintorería para quitarle el hedor a traición". En el clasificado virtual la joven agrega que su esposo la dejó llena de facturas, y que por eso debe recurrir a la transacción.

"Si quieres un vestido lleno de malos recuerdos y esperanzas y sueños rotos, éste es el tuyo", añade Wragg.

La oferta ha sido todo un éxito. La apuesta por el anuncio, que se lanzó el 11 de agosto, era de 658 dólares y ya alcanza los 86.698,87. Unas 75 personas mostraron el interés de quedarse con el vestido. La prenda fue comprada por los padres de la novia por 2.600 dólares en 2014.

El vestido es marca Art Couture, de encaje color marfil, sin mangas y talla seis, e incluye el velo.

Con solo dos fotos promociona la prenda, ¿el motivo? Cuando descubrió que su esposo estaba viviendo con otra mujer quemó y borró todas las fotos que tenía con él, “para no tener que ver su desagradable cara de nuevo".

La historia le ha dado la vuelta al mundo y ha sido publicado por varios medios internacionales. Ante la reacción que su caso ha provocado, Wragg afirmó en su blog que “la risa me ayudó a pasar un momento realmente terrible en mi vida. Este debe animar a cualquier persona que está pasando por lo mismo. Ah, y si usted piensa que mi matrimonio fue corto, reserve un pensamiento para Britney Spears. Ella toma el título (en realidad bastante impresionante) de la unión cada vez más corta con sólo 55 horas”.