Murió mujer que dejó de lado una quimioterapia para pasar sus últimos días viajando

Norma Jean Bauerschmidt consignó sus últimos días de vida en la página de Facebook “Driving Miss Norma”. Un recorrido por varios estados de EE.UU., que la mujer de 91 años conoció y disfrutó antes de morir.

Facebook, Driving Miss Norma.

Casi nunca se le veía sin su contagiosa sonrisa en el rostro. A Norma Jean Bauerschmidt, conocida en el mundo digital como “Driving Miss Norma”, pocas cosas le preocupaban. Quiso pasar sus últimos días viajando, y cumplió su sueño. Norma pasó sus últimos instantes en la Tierra disfrutando del sol, la arena, el mar, la naturaleza, los parques de diversiones y la comida. Ese fue su deseo desde que en julio le diagnosticaran un cáncer de útero. Su médico le aconsejó extirparlo y someterse a una quimioterapia. Ella, quien había perdido a su esposo solo dos días antes del diagnóstico, decidió que no quería morir de la misma forma. "Tengo 90 años, me voy de viaje", le dijo Norma a su médico.

Y aunque el especialista le reiteró la importancia de someterse al procedimiento, ella no quiso. Había posibilidad de no superar la intervención, lo que la impulsó a validar su decisión. No se sometería a quimioterapia, y pasaría sus últimos días de vida viajando, junto a su hijo Tim y nuera Ramie, en la casa rodante que la pareja compartía. “Ustedes están haciendo exactamente lo que yo haría en su lugar. ¡Tengan un viaje fantástico!", le dijo finalmente el médico a Norma y su familia.

La aventura de la mujer de 91 años finalizó el 30 de septiembre, cuando finalmente su cuerpo no dio más y se fue de este plano terrenal. El extenso y divertido viaje fue consignado por la familia de Norma en su página de Facebook, en la que más de 477.000 personas siguieron los cientos de lugares que visitaron en su casa rodante, siempre acompañados de su mascota.

Todo el recorrido fue consignado. Las cataratas del Niagara, el Zoológico Nacional, el Parque Nacional de Yellowstone, Disney World, el Gran Cañón y uno de los puertos de la marina estadounidense, fueron algunos de los lugares que visitó Norma junto a su familia. El gran viaje además incluyó el paso por 34 estados del país, en los que cada lugar, compañía y experiencia que disfrutaron se convirtieron en el jubiloso itinerario del fin de los días para Norma, así solo quedara como un instante para los usuarios que seguían el “diario” en que se convirtió su página en Facebook.

El diario de viaje llegó a su fin con una publicación firmada por su hijo, que ha tenido más de 114.000 reacciones y ha sido compartida más de 14.000 veces. “La vida es un equilibrio entre aferrarse y dejar ir. Hoy estamos dejando ir”, escribió el gran acompañante de su viaje, en un mensaje que acompañó una imagen desgarradora: la mano derecha de Norma protegiendo la izquierda de su hijo, confirmando la imagen que solo tres días antes se había a la página, y en la que se veía a una Norma débil y postrada en cama, que hacía pensar que el viaje de la aventurera mujer estaba llegando a su fin. Fue toda una sorpresa, pues solo 10 días antes de su muerte, el diario de viaje de Norma registró una visita a un lugar recreativo de Washington, en el que por minutos estuvo surcando el cielo en una de las atracciones.

“Esto es lo que no te enseñan en la escuela de Medicina”, concluyó Norma en su página cuando contó por qué tomó la decisión de dejar de lado la quimioterapia y embarcarse en el viaje más feliz de su vida. Y tal vez haya tenido razón, pues su hijo constató que en muchos pasajes del viaje se sintió mejor. Incluso, en un momento dado, Norma subió de peso, se hizo más fuerte emocionalmente y expelía una increíble jovialidad. Después, poco a poco, su estado de salud empezó a decaer, hasta llegar al día en que su viaje se hizo eterno.

Estas son algunas de las postales de la odisea de Norma, antes de su gran y definitivo viaje:

Temas relacionados