Museo de las Relaciones Rotas, el lugar a donde puede enviar los regalos de su expareja

La iniciativa nació de una pareja de artistas croatas que terminaron su relación después de cuatro años. Según ellos, los objetos son pequeñas obras de arte porque, además de lo material, están compuestos por emociones.

/ Instagram: brokenshipsla

Cartas, muñecos de peluche, artesanías. Todas esas cosas dejan las relaciones que se acabaron, los intentos amorosos que, a pesar de ser, nunca se transformaron en algo duradero. El 4 de junio se abrió el segundo Museo de las Relaciones Rotas, en Los Ángeles, Estados Unidos. Este es un lugar donde se exhiben donaciones de personas de alrededor del mundo que han decidido dejar atrás los objetos que les recuerdan a sus exparejas.

Los fundadores del museo son los croatas Olinka Vištica y Dražen Grubišić. Ella es artista y él productor de cine y escultor. Después de mantener una relación por cuatro años la pareja decidió terminar en el 2003. Ambos bromeaban con la idea de crear un museo en donde pudieran exhibir los regalos que se habían hecho mutuamente. Este plan tomó forma tres años después cuando le preguntaron a sus amigos cuáles elementos de sus relaciones pasadas estarían dispuestos a donar, también les pidieron que escribieran pequeños textos con una reflexión sobre lo que significaban estas cosas para ellos.

La primera exposición se produjo en 2006 en la ciudad de Zagreb durante el 41° Salón de artistas de esa ciudad. La colección tuvo tanto éxito que se embarcó en un tour alrededor del mundo. Visitó Argentina, Alemania, Filipinas Serbia, Eslovaquia, Sur África, Estados Unidos, entre muchos otros. Durante los cuatro años que tomó este recorrido más de 200,000 personas presenciaron la muestra. A medida que la gente fue conociendo la iniciativa la colección aumentó.

El primer Museo de las Relaciones Rotas se estableció en Zagreb. Luego de esperar infructuosamente que el Ministerio de Cultura de Croacia les otorgara un lugar para exhibir la colección, Vištica y Grubišić decidieron invertir por su cuenta en un local. La inauguración fue en octubre de 2010. En 2011 el Museo de las Relaciones Rotas recibió el premio Kenneth Hudson Award otorgado por Foro de Museos Europeos a la entidad que lograra cambiar la percepción común de estas entidades.

Según sus fundadores, el museo ofrece la oportunidad de superar un colapso emocional a través de la creación. Sin importar cuál sea la motivación para donar, las personas pueden exhibir sus recuerdos de amor como un ritual o una ceremonia solemne. Vištica asegura, a través de la página web del museo, que la sociedad obliga a tener despedidas en matrimonios, funerales e, incluso, graduaciones, pero niega cualquier reconocimiento formal a las rupturas amorosas, a pesar de su fuerte efecto emocional.

“Me hice una operación para implantarme silicona en los senos, en principio, el pagó. Pero luego me hizo pagarle”. Esta frase se lee junto a una caja de cristal en donde reposan unas bolsas de esa sustancia. Es apenas una de las más de 2000 piezas que la colección ha recibido.

Según Vištica, las emociones combinadas con el objeto se vuelven una pequeña obra de arte. También advierte que, aunque cada vez que pasamos por una de estas situaciones creemos que somos los únicos, resulta que en realidad, todos hemos pasado por eso. La idea del museo es demostrar que los objetos son integrados por distintos aspectos. Uno, claramente es el material, pero también incluye hologramas de memorias y emociones que crean un ‘seguro de memoria’ o protegen los recuerdos con el fin de preservar el legado material e inmaterial.

 

Temas relacionados