Santiago Bernal: cantante bogotano que fusiona diferentes géneros musicales con aires flamencos

hace 8 horas

La niña de oro

La cantante y jurado de La Voz Kids vivió su infancia en medio de las ferias de Cali, del olor a mango biche, excelentes calificaciones y unas ganas enormes de convertirse en artista

Fanny Lu nació en Cali el 8 de febrero de 1973. / Caracol TelevisiónCaracol Televisión

En la primera fila del concierto, Fanny Lucía Martínez Buenaventura solo tiene ojos para Charlie. A sus nueve años ya está enamorada de él y de todos los integrantes del grupo musical Menudo. Guarda cada uno de sus discos, escucha siempre cada una de sus canciones. Ahora está ahí, frente a ellos, viéndolos cantar en vivo.

“Sube, sube”, le dicen. “Puedes hacer una pregunta”. Ella no sabe qué pensar, tal vez balbucea algo, pero ya no lo recuerda. En ese momento, con sus ojos grandes y expresivos, solo puede mirarlos con absoluta incredulidad y estupefacción. Le regalan un clavel y se lo lleva para la casa.

El momento se le quedó a Fanny Lu tatuado en la memoria. Años más adelante, cuando ya tenía entre manos su primer disco, Johnny, otros de los integrantes de Menudo, resultó entrevistándola. Ya él no estaba en el mundo de la música y conducía un programa de televisión al que fue invitada la que en ese momento era una revelación de la música colombiana.

“Antes te oía a ti. Ahora te toca oírme. Un beso, Fanny”, le escribió en la dedicatoria del CD que le dejó ese día. También le confesó que el clavel que le regalaron en aquel concierto aún está guardado, marrón y añejo, en su álbum personal, en el que almacena todos sus triunfos.

“Yo tuve la fortuna de crecer escuchando personas que hoy son grandes amigos míos. Crecí admirando a Juan Luis Guerra, a Marco Antonio Solís, a David Bisbal, a Juanes y a Shakira. Conocer a toda esta gente que ha sido referente tuyo, ver su lado humano, ver que son personas como uno, es muy bonito”.

Es como si un hada madrina, de pronto, hubiera decidido cumplirle todos sus sueños de niña. Y sí que soñaba. Esa infancia, allá en Cali, llena de salsa y merengue, de chontaduro, de ‘champús’, también está inundada de todos sus anhelos de artista. Y de lágrimas y esfuerzos. “Viví muchos aprendizajes, muchos sacrificios, pasar de no tener a tener. Vi siempre la lucha de mi mamá en su trabajo”.

Nunca paró de crear, de inventar: hizo parte del grupo de teatro del colegio Bolívar, vendía tarjetas a las que les pintaba Garfield, su gato favorito. Y cantaba, bailaba y modelaba.

Estuvo, durante todos sus años de colegio en el cuadro de excelencia. “Es que nosotros, todo lo que hacemos, lo hacemos bien. El reto fue siempre con ella misma. Yo le decía: mañana debes hacer mucho mejor lo que hiciste hoy”, cuenta Julia Buenaventura, su mamá, quien la impulsó siempre a hacer todo lo que le gustaba. “Mi mamá era alcahueta, en el buen sentido de la palabra. Mi papá en cambio, que estuvo muy ausente al principio y luego muy presente, era celoso. Para él lo único importante era el estudio y me cortaba un poco las alas en el tema del arte”.

Pero Fanny Lu supo cómo remendarlas. Al terminar el colegio se fue a Francia. “Ahí sentí que me tocó dejar de ser niña. Debía madurar para poder vivir sola”. Al regresar estudió ingeniería industrial en la Universidad de los Andes, mientras seguía cultivando su talento como cantante.

Hoy, ahí sentada en su camerino de La Voz Kids, luce bella e imponente, porque como dice su mamá, “desde que era una niña, Fanny Lu ha sido una especie de rey midas. Vuelve oro todo lo que toca”.

[email protected]

 

524126

2014-10-25T10:26:06-05:00

article

2014-10-25T10:26:06-05:00

none

Mariángela Urbina Castilla

Actualidad

La niña de oro

15

3468

3483

Temas relacionados