La nueva vitrina de Louis Vuitton

La marca de lujo francesa acaba de inaugurar su tienda de alta joyería y relojería en la Plaza Vendôme de París.

Este martes el epitome del lujo francés representado por la marca  Louis Vuitton, inauguró su primera tienda dedicada exclusivamente a las colecciones de alta joyería y relojería, así como su taller inicial de alta joyería. Este rubro lo desarrolla desde el 2000,  año en el que decidieron diversificarse más allá de la marroquinería y de la moda.

El lugar escogido no podía ser nada más y nada menos que la emblemática Place Vendôme,  una de las plazas más elegantes en pleno corazón de París que evidencia el urbanismo clásico francés.

Este cuadrado, símbolo de lujo exquisito acogió desde el siglo XVIII a muchos de los famosos diseñadores de la época.  Hoy en día  alberga joyerías y relojerías como Boucheron, Piaget,  Rolex, Cartier, Van Cleef and Arpels, Chanel y al emblemático hotel Ritz, entre otros locales.

El espacio se encuentra en el número 23 de la plaza,  muy cerca de la 4 Rue Neuve des Capucines, la histórica dirección en la que Louis Vuitton estableció su primera tienda en 1854. 

El taller de joyería situado en el último piso tiene 80 metros cuadrados y alberga el stock de piedras preciosas para ser trabajadas.  La boutique a la entrada ofrece piezas desde 650 euros hasta 9 millones de euros, el valor de un anillo con un diamante solitario de 30 kilates tallado,  que evoca la flor monograma, símbolo de la marca.

La ambición de que Louis Vuitton sea un  joyero serio es una de las nuevas estrategias del grupo de lujo LVMH,  según comentó Hamdi Chatti, director del departamento de joyería y de relojería de esta casa. Esta nueva apertura les permite entrar al cerrado club que supone la alta joyería en el mundo.
 

Temas relacionados