Nuevo tratamiento para tratar cáncer prostático de forma personalizada

Noticias destacadas de Actualidad

Se busca encontrar porque algunos pacientes reaccionan de manera distinta al mismo tratamiento

Un grupo de investigadores presentó en Nueva York un nuevo dispositivo para ‘capturar’ y analizar células cancerígenas en la sangre que esperan que ayude a personalizar y desarrollar en el futuro los tratamientos contra el cáncer de próstata.

El proyecto, que empezó hace cuatro años y está todavía en fase de prueba, busca resolver algunas de las preguntas sin respuesta que llevan haciéndose años los médicos. ¿Por qué unos pacientes responden favorablemente a un mismo tratamiento contra el cáncer y otros no?

El equipo, liderado por los investigadores David Nanus, Pareskevi Giannakakou y Brian Kirby, de la Universidad de Cornell, está probando un dispositivo que aísla y captura células cancerígenas en la sangre para ver su respuesta a los diferentes fármacos contra el cáncer de próstata.

"Esto nos abre una puerta a un gran caudal de información que puede ayudar a entender por qué se desarrollan resistencias a los tratamientos", dijo la profesora Giannakakou, de la división de Hematología y Oncología Médica de la Universidad de Cornell.

Una vez aisladas las células cancerígenas en sangre, se pueden analizar y probar la eficacia de los distintos fármacos ya que, según el doctor Nanus, aunque hoy hay disponibles diferentes tratamientos, el "reto" es saber cuál es el más indicado para cada paciente.

El ingeniero Kirby, por su parte, explicó que actualmente se tarda de dos a tres meses en saber si la quimioterapia está siendo eficaz, y con el nuevo dispositivo, de comprobarse su fiabilidad, los resultados podrían estar en 24 o 48 horas.

"Las resistencias a los tratamientos contra el cáncer se han convertido en la principal causa de muerte entre los pacientes con metástasis y la pregunta que nos hacemos es por qué aparecen esas resistencias", señaló la doctora Giannakakou.

El dispositivo, que tiene unas dimensiones aproximadas de dos centímetros de alto por un centímetro de ancho, busca determinar qué fármacos no están siendo efectivos, una información que ayudará al médico en el futuro a modificar y personalizar el tratamiento.

El proyecto, que forma parte de un programa más amplio que cuenta con una subvención de 12 millones de dólares a través de fondos de instituciones federales, compañías farmacéuticas y donaciones privadas, empezará a probarse en los próximos meses.

"Se trata, en definitiva, de seguir trabajando e investigando la manera de mejorar los tratamientos contra el cáncer de próstata e intentar con ello alargar la vida de los pacientes", concluyó la profesora Giannakakou.

Según datos de la American Cancer Society, este año se detectarán más de 240.000 nuevos casos de cáncer de próstata en Estados Unidos, el tipo más común que se diagnostica entre varones, y unos 28.000 pacientes morirán por la enfermedad. 

Comparte en redes:

Temas Relacionados

cáncerNew York