Pauline Potter es la mujer más obesa del mundo