Peter Dinklage pide responsabilidad a fans de "Game of Thrones" que compran huskies

El furor de la serie de televisión ha provocado que muchos seguidores compren esta raza de perro sin "entender sus necesidades", lo que termina en el abandono de los cachorros.

Huskie - Ilustración

El actor Peter Dinklage, conocido por su papel de Tyrion Lannister en "Game of Thrones", pidió a los fans de la serie que sean responsables al comprar huskies, una raza de perros que se ha puesto de moda porque recuerda a los lobos huargos de la saga de novelas de George R.R. Martin.

A través de un comunicado conjunto con la asociación defensora de los animales PETA, Dinklage señaló que, debido a la "enorme popularidad" de los lobos huargos de "Game of Thrones", muchos seguidores deciden comprar huskies por el parecido entre ambos.

"Esto no sólo perjudica a todos los perros necesitados y sin techo que están esperando en los refugios su oportunidad de un hogar, sino que los refugios están también informando que muchos de esos huskies están siendo abandonados, como a menudo pasa cuando los perros son comprados por un impulso y sin entender sus necesidades", afirmó el actor.

"Por favor, por favor, si vas a traer a un perro a tu familia, asegúrate de que estás preparado para semejante y tremenda responsabilidad, y recuerda siempre, siempre, adoptar de un refugio", añadió.

PETA agregó, por su parte, que no es la primera vez que una producción audiovisual provoca un aumento de la demanda de cierta raza de perros que, posteriormente, lleva a un incremento del abandono de esos animales.


Instagram post by Official PETA

Así, la organización citó como ejemplos previos las películas "101 Dalmatians" (cinta animada de 1961 y versión con actores de 1996), "Men In Black" (1997), "Legally Blonde" (2001) y "Beverly Hills Chihuahua" (2008). Pero no son los únicos casos, en 2016, tras el estreno de la película "Buscando a Dory", los científicos se mostraron preocupados por la situación del pez cirujano regal o azul (Paracanthurus hepatus), encarnado por el personaje de Dory, y por el pez payaso, ya que se aumentaron los casos en que las personas compraban estas especies y los sacaban de su habitat natural: el océano.  (Lea: El peligro al que se enfrenta Dory y Nemo). 

Recientemente ocurrió, también, que el comercio ilegal de lechuzas, auspiciadas por la saga Harry Potter, se ha incrementado en Asia, por lo que ecologistas temen que esto podría poner en peligro la supervivencia de estos depredadores distintivos en el continente. (Lea: Obsesión por Harry Potter en Asia preocupa: crece venta de lechuzas como mascota)