Polémica en Madrid por una web de la alcaldía para desmentir noticias

La página web, "Versión original", que no permite a los usuarios comentar o responder a los desmentidos, despertó críticas de la derecha.

Esta plataforma tiene como objetivo, según la alcaldía, ofrecer su versión de los hechos.

La alcaldía de Madrid, dirigida por una plataforma ciudadana integrada por los antiliberales de Podemos, lanzó una web para desmentir artículos periodísticos erróneos, descrita por la oposición y varias asociaciones como un atentado a la libertad de prensa.

La página web, "Versión original", que no permite a los usuarios comentar o responder a los desmentidos, despertó críticas de la derecha (oposición) y de asociaciones de periodistas desde su lanzamiento el miércoles.

Esta plataforma tiene como objetivo, según la alcaldía, ofrecer su versión de los hechos y permitir "a la ciudadanía y a los medios de comunicación encontrar la información original que dio lugar a una noticia que (...) contiene afirmaciones inexactas o matizables".

"No está abierta a comentarios" porque "no es un espacio de debate", argumentan.

En la página, la alcaldía niega haber anunciado nuevas tasas sobre el turismo, una información publicada por varios medios después de que un concejal municipal contemplara esa opción.

También se defiende de las acusaciones del diario conservador La Razón contra la alcaldesa Manuela Carmena, una exjuez de 71 años, por "burlar la ley y fichar como jefe de gabinete al marido de su sobrina".

La federación de asociaciones de la prensa de España (FAPE) y la asociación de la prensa de Madrid (APM) pidieron el cierre de la web que "puede crear un clima de animadversión hacia los medios".

"Existe el derecho de rectificación", recordó el miércoles la presidenta de la APM, Carmen Riego, en la radio privada Cadena Ser, denunciando "un intento de que haya un pensamiento único".

El ministro de Justicia Rafael Catalá, del conservador Partido Popular, opinó que "este concepto de verdad oficial (...) tiene un cierto halo a regímenes totalitarios".

Carmena trató de calmar los ánimos asegurando que los medios son "absolutamente imprescindibles" y "los aliados de la transparencia de la democracia".

Se comprometió a tener en cuenta las críticas aunque sin anunciar cambios precisos sobre esta web. "Cuando llegue la primavera ya repensaremos qué ha aportado la web, qué hay que modificar o qué debemos mantener", declaró la alcaldesa, que llegó hace un mes a la alcaldía gobernada durante casi 25 años por la derecha.

Temas relacionados