Policía china usa gafas de reconocimiento facial para detener sospechosos

El sistema, que funciona desde inicios de febrero, ha ayudado a detener a siete presuntos criminales.

Los uniformados chinos han arrestado también a 26 pasajeros que viajaban en un tren con documentación falsa.AFP

La policía de la ciudad china de Zhengzhou, en el centro-oriente del país, cuenta desde el 1° de febrero con gafas de reconocimiento facial para atrapar sospechosos de cometer crímenes. El procedimiento funciona a partir de fotos que van a parar a una base de datos. Una cámara de alta definición introducida en las gafas de los policías remite información a dicha base, luego el software contrasta la información y envía los resultados de manera inmediata al dispositivo móvil de los oficiales.

Zhang Xiaolei, quien es portavoz del departamento de Seguridad Pública de la provincia le describió al periódico estatal Global Times que el programa solo necesita una imagen de la persona para iniciar el reconocimiento.

El partido comunista de China siempre ha considerado el reconocimiento facial como un aliado para brindar seguridad a su población, por ejemplo, en Shanghái tienen un sistema de reconocimiento para multar conductores que violan las leyes de tráfico, y que también es usado para buscar niños perdidos. En la ciudad de Qingdao detuvieron a unas personas buscadas por la policía en un festival de cerveza. (Lea también: Chino robó 800 metros de carretera para revender cemento)

El asombro frente a esta tecnología ha hecho que entidades como Human Rights Watch se hayan mostrado preocupadas sobre lo que el uso de estas gafas pueda implicar para los derechos fundamentales de la libertad, la libre expresión, entre otros. La organización ha advertido que en la región de Xinjiang, donde vive la minoría musulmana Uigur, se han creado bases de datos biométricos - huellas dactilares, escaneo del iris e incluso de ADN. 

El sistema de las gafas no solamente busca a presuntos criminales, también comprueba la identidad de todas las personas que escanea. Producto de esto, los uniformados han arrestado también a 26 pasajeros que viajaban en un tren con documentación falsa.

Los policías de Zhengzhou generalmente se sitúan en las entradas de la estación de tren, ya que por ella pasan más de 60.000 pasajeros cada día.