Porno, ¿a qué edad?

Según el informe de la Fundación Amigos Unidos en Colombia, los niños están empezando a consumir porno desde los 12 años.

Antes de los 18 años los adolescentes pueden crearse estereotipos sexuales que no son reales.

Cuando se tiene un hijo adolescente la privacidad de una puerta cerrada puede significar muchas cosas. Entre ellas, como muy posiblemente lo crea, que él esté dedicando tiempo a consumir porno a través de las redes. Una tendencia que ha venido aumentando por la facilidad que tienen los jóvenes de acceder a estos contenidos sin ningún tipo de control, según lo afirman varios estudios.

El 90% de los niños, entre los 13 y 14 años, han visto alguna vez contenidos sexuales a través de internet de forma voluntaria, fue la conclusión a la que llegó un estudio publicado por la Universidad de Alberta (Canadá) en 2007. A lo que se suma el informe realizado por la compañía de software McAfee, en 2012, donde 32% de los adolescentes encuestados admitieron ver material pornográfico en la red y el 43% de ellos dijeron que lo hacían de forma sistemática.

De hecho, en 2009, la empresa Symantec —la misma que desarrolló el famoso antivirus Norton— reveló que sexo era la cuarta palabra más buscada por adolescentes. Un escenario que no dista mucho del estudio realizado por la Fundación Amigos Unidos este año, donde se afirma que en Colombia el 74% de la pornografía que consumen niños y adolescentes es a través de internet, seguido por un 16% en cedé y 10% en revistas.

Para Ricardo Ruidíaz, director de la fundación y exinvestigador en Delitos contra Menores de Interpol, el problema es que los niños expuestos al porno desde temprana edad, incluso de forma involuntaria a los tres años, pueden desarrollar una conducta adictiva.

“Lo mejor es que sean mayores de edad. Si un niño está expuesto a pornografía antes puede modificar su comportamiento sexual y crearse estereotipos que no son los adecuados”. En Colombia, los adolescentes están empezando a acceder a este contenido web desde los 12 años.

Decir que en la adolescencia es cuando se empieza a sentir mayor curiosidad sexual no es ninguna novedad, pues como lo afirma Nereyda Lacera Reales, vicepresidenta de la Asociación Colombiana de Sexólogos (Asocolsex), aunque no hay una edad precisa, este deseo suele despertar en la pubertad, entre los 10 y 12 años. Sin embargo, lo que ha cambiado es que ahora, con la tecnología, acceder a estos contenidos es más fácil.

“Con la modernización, esa curiosidad se despierta precozmente. Niños de 8 años están empezando a ver porno desde sus celulares y, como todo en la vida, esto tiene su momento. A esta edad ellos no tienen ni la capacidad cognitiva ni el desarrollo cerebral para entender ciertas conductas sexuales”, afirma la sexóloga.

Entonces, ¿qué efectos puede tener que los niños estén consumiendo porno desde temprana edad? “En el plano sexual lo que se altera es la concepción sana de una relación y esto termina por afectar la posibilidad que tienen de interactuar con parejas reales. Cuando crecen se les dificulta seducir, conquistar e incluso amar, porque sólo quieren imitar las conductas rápidas que ven en los videos porno”.