Contenido institucional

Regiotram de Occidente: el tren es una realidad

La Gobernación de Cundinamarca salda una deuda de varias décadas en cuanto a la integración entre ambas partes. Desde 2023, un tren llevará a los habitantes de Facatativá hasta el centro de Bogotá en 48 minutos.

El gobernador de Cundinamarca Jorge Rey, gestionó la estructuración del primer tren de cercanías del país, que garantizará la unión entre el departamento y Bogotá. / Óscar Pérez - El Espectador

El reciente censo del DANE evidenció que la población de los municipios aledaños a Bogotá está creciendo mucho más rápido que la capital. Aspectos como los costos de vida, la seguridad y la contaminación, dispararon el éxodo hacia municipios como Mosquera, Madrid, Funza, Facatativá o El Rosal, y a su vez complicaron los accesos y la movilidad del occidente de la ciudad, pues la gran mayoría de migrantes deben entrar y salir a diario por estudio o trabajo. Si bien por el acceso norte circulan más vehículos particulares, por el occidente la circulación es más caótica debido a que se movilizan más buses intermunicipales, vehículos de carga y motocicletas.

La solución a este problema de conexión con el occidente siempre estuvo ahí: las vías férreas inauguradas hace 130 años que, sin embargo, dejaron de funcionar hace 27. Desde entonces se hicieron múltiples esfuerzos para intentar la reactivación de los trenes y, por fin, ayer se dio un paso clave para lograrlo. La Empresa Férrea Regional publicó los pliegos de la licitación del Regiotram de occidente, un tren de cercanías que se convertirá no solo en la nueva forma de comunicar a Bogotá con sus municipios del occidente, sino en el primer proyecto férreo para integrar a la capital con su futura área metropolitana.

Con un trayecto de 39,6 kilómetros desde el municipio de Facatativá hasta la Estación Central, en la calle 26 con caracas, donde se conectará con Transmilenio (TM) y el metro, el principal objetivo del Regiotram es acortar los tiempos de desplazamiento. Y es que el recorrido, que hoy toma casi dos horas, podrá realizarse en 48 minutos, con lo que se estima que los habitantes de esos municipios se ahorrarán unos 40 días al año en transporte.

Otro ahorro que permitirá el Regiotram es el costo de moverse entre Bogotá y la sabana occidental. De acuerdo con el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, quien hizo del proyecto una de sus prioridades, “el Regiotram dejará al habitante de Facatativá en la calle 26 con Caracas y pagará $5.500, sin hacer ningún transbordo. Actualmente, esa persona debe tomar un transporte intermunicipal que cuesta $5.100, y para llegar al centro de la ciudad debe tomar otro transporte de $2.400, es decir $7.500. Hay que tener en cuenta que de cada 10 usuarios que toman transporte en la Sabana, siete hacen recorridos hasta el centro de la capital”.

El Regiotram contará con 17 estaciones, nueve de ellas en Bogotá y las ocho restantes en Funza, Mosquera, Madrid y Facatativá. Por allí se movilizarán 36 trenes completamente eléctricos, cada uno con capacidad de transportar a más de 400 pasajeros. Es decir, la meta es mover a más de 126.000 pasajeros al día.

De acuerdo con los pliegos del proyecto, su construcción demandará una inversión de $1,9 billones (70 % financiado por la Nación y 30 % a cargo de Cundinamarca). La licitación se adjudicará a un único contratista, que se encargará de la gestión predial, ambiental y social, la ejecución de las obras, y el suministro, operación, reposición y mantenimiento del material rodante y los trenes. El concesionario también se hará cargo del recaudo.

Durante la apertura de la licitación, Rey indicó que su plan es convertir de nuevo a la región en una potencia en materia de infraestructura férrea, como lo fue el país hace un siglo, cuando contaba con casi 4.000 kilómetros de red para trenes. Asimismo, el proyecto pretende convertirse en el primer paso para una integración Bogotá-región, y a su vez atajar el problema de ordenamiento territorial entre ambas partes. “No podemos desconocer que ante el crecimiento indiscutible que ha tenido Bogotá y la Sabana y con ello el aumento del Parque Automotor, tanto particular como público, pero también el transporte de carga, lo lleva a unas cifras históricas nunca antes registradas de crecimiento”, agregó el gobernador.

Otra ventaja es que, como se construirá sobre las vías férreas que ya existen, no será necesaria una gran gestión predial ni se impactará la movilidad de la ciudad.

 
 

Un esfuerzo conjunto

La estructuración del Regiotram también contó con el respaldo de la Nación, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y los ministerios de Hacienda y Transporte. Las partes unieron fuerzas para sacar adelante la licitación, que, según el cronograma, recibirá las ofertas hasta la primera semana de octubre, para que la adjudicación se realice en noviembre.

“Sin duda esta obra será muy importante para el centro del país y para Bogotá, pues entre otras cosas, permitirá que casi 130 mil personas se movilicen diariamente de una forma más rápida y digna, lo que se traduce en una mejor calidad de vida, y también, en la reducción de contaminación por ser un sistema 100 % eléctrico”, afirmó el presidente Iván Duque durante el acto.

Por su parte, la directora del DNP, Gloria Amparo Alonso Másmela, ratificó que el Regiotram es solo el inicio de un plan que pretende reactivar las vías férreas para agilizar la movilidad en la ciudad y el departamento, como el tren del norte que se encuentra en fase de estudios y diseños. “En el Plan Nacional de Desarrollo hay un énfasis muy especial en lo que llamamos precisamente ofrecer a los ciudadanos alternativas de movilidad urbano personal sostenibles para la equidad y la competitividad, y en ese sentido, este proyecto es un referente nacional que va a guiar otros proyectos similares que ya están arrancando".

Por último, para el gobernador Rey, el Regiotram pondrá a Bogotá y Cundinamarca a la altura de las grandes áreas metropolitanas del continente, que hace mucho se adelantaron con la activación de sus vías férreas mediante trenes y líneas de metro. “En Ciudad de México, San Pablo, Santiago de Chile y Buenos Aires ya implementaron hace muchos años la política de trenes regionales para poder mejorar la dinámica, la movilidad y la calidad de vida de los que habitan ese entorno. Por eso es inminente implementar sistemas de transporte alternativos que reduzcan el impacto de dicho crecimiento”.

El proyecto llevaba casi 30 años siendo promesa de las diferentes administraciones departamentales, y por fin es una realidad. El siguiente paso es la integración del Regiotram con el sistema de transporte público de Bogotá, con lo que se podrían generar aún mayores ahorros para los usuarios. Según el plan, a partir de 2023 los trenes del Regiotram empezarán a cumplir la deuda de conectar a Bogotá con sus municipios vecinos.

876295

2019-08-16T06:00:50-05:00

article

2019-08-16T12:27:27-05:00

[email protected]

none

Redacción Especiales

Actualidad

Regiotram de Occidente: el tren es una realidad

47

7300

7347