Sacerdote polaco abusó sexualmente de 7 menores en República Dominicana

Así lo estableció la Fiscalía dominicana luego de varias investigaciones.

El cura polaco Wojciech Gil abusó sexualmente de por lo menos siete adolescentes en la comunidad dominicana de Juncalito (norte) donde cumplía su misión pastoral, según las investigaciones que maneja la Fiscalía y que ya concluyeron, informó la fiscal del caso, Luisa Liranzo.

Liranzo reveló a periodistas que el expediente ya está instrumentado y que ha sido enviado al Departamento de Extradición de la Procuraduría General de la República Dominicana para que, a su vez, lo reenvíe a las autoridades polacas.

Según Liranzo, representante del Ministerio Público en Santiago, donde se ubica Juncalito, las investigaciones que realizó la Fiscalía local concluyeron con al menos siete víctimas del sacerdote polaco, todas menores de edad.

La funcionaria ministerial explicó que se mantendrán en contacto con las autoridades polacas, porque el Ministerio Público no se desentiende de un caso de esa magnitud.

Si en un principio se dijo que Gil, conocido como padre Alberto, habría abusado de alrededor de 15 menores, hoy la fiscalía afirma que las investigaciones concluyeron con siete víctimas.

Gil, quien viajó a su país antes de que se hicieron públicas las denuncias, ha rechazado las acusaciones y ha afirmado que su única culpa es haber depositado demasiada confianza en los jóvenes.

"No he hecho daño a los niños, y si debo disculparme es por mi ingenuidad, por haber confiado demasiado en esa gente", aseguró.

El procurador general dominicano, Francisco Domínguez Brito, solicitó el pasado 26 de septiembre la captura internacional de Gil tras la decisión del Tribunal de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santiago de declarar en rebeldía al cura.

La declaración de rebeldía fue sustentada en virtud de que el sacerdote se ausentó de su domicilio y del país para sustraerse del proceso que se sigue contra él por supuesta violación y agresión sexual, agravada en perjuicio de varios menores.

Los adolescentes supuestamente agredidos sexualmente fueron puestos en manos de sicólogos, debido a los traumas que les ha provocado la situación, informaron las autoridades.

Por otro lado, la Unidad de Alta Tecnología de la Fiscalía ha asegurado que encontró "cientos" de fotos de niños en ropa interior femenina en el ordenador del sacerdote polaco.

Además de Gil, otro sacerdote polaco ha sido acusado de abusos en la República Dominicana, el arzobispo y exnuncio apostólico en la isla Jozef Wesolowski.