Se casó María Antonia, la hija del presidente Santos

La joven se unió en matrimonio con Sebastián Pinzón, un empresario que conoció a través de su hermano, Martín Santos.

/ César Carrión

La única hija de Juan Manuel Santos con Clemencia Rodríguez se casó hoy en la Hacienda Presidencial Hato Grande, a las afueras de Bogotá. La primera dama encomendó su traje a la diseñadora Johanna Ortiz, mientras que la confección del vestido de la novia estuvo a cargo de Isabel Henao. (Vea aquí las fotografías de la boda)

La ceremonia fue llevada a cabo según el rito católico. La celebración estuvo a cargo del grupo colombiano Herencia de Timbiquí. Para la decoración se usaron productos, elementos y materiales nacionales. Al festejo fueron invitados familiares y amigos cercanos de la familia. Es la segunda vez en la historia que la hija de un presidente en cargo se casa. El único antecedente era Diana Barco, hija del expresidente Virgilio Barco quien contrajo matrimonio con Andrés Echavarría durante la presidencia de su padre. 

/Foto: César Carrión

María Antonia Santos tiene 24 años y es graduada de neurociencia en la Universidad de Brown, en Estados Unidos. Sebastián Pinzón tiene 27 años y también estudió en ese país pero administración en la Universidad de Barry en Miami. Pinzón fue becado por el centro educativo gracias a su talento en el golf que lo ubica, a su vez, entre los diez mejores golfistas del país. El papá del novio es el empresario Mario Fernando Pinzón, socio de algunas compañías que operan aeropuertos; su madre es Alicia Naranjo, quien fuera asesora del senador Álvaro Uribe Vélez durante su presidencia. También fue directora del Invías y miembro de la Cámara Colombiana de la Infraestructura. Actualmente participa en las licitaciones para la construcción de las vías 4G a través de su firma de ingeniería.

Los novios se conocieron a través de Martín Santos, ya que Pinzón estudiaba con él en el colegio Anglo Americano. Son novios desde el año 2010 y se comprometieron el 31 de julio de 2015 en Tulum, una playa en la Riviera Maya de México.


 

/Foto: Juan David Tena

Temas relacionados