Skunklock: invento antirrobo de bicicletas que provoca vómito

El nuevo artefacto es un candado que pretende alejar al ladrón emitiendo un gas que provoca reacción de vómito.

Foto: Infobae

Daniel Idzkowski es un inventor estadounidense que diseñó un nuevo modelo de candado para bicicletas, el cual romperá con el temor constante que tiene cualquier usuario de este medio de transporte a la hora de dejar su vehículo en la calle. La herramienta que inventó este joven no busca mejoras en la resistencia, sino que apunta ahuyentar al ladrón. 

Para desarrollar su invento, Daniel Idzkowski tomó como punto de partida el hecho de que anualmente se roban 1,5 millones de bicicletas en Estados Unidos por medio de herramientas profesionales. Por eso, la solución que él y su equipo encontraron es un candado que, cuando es sometido a presión, emite una sustancia que se pega a la ropa del ladrón y le provoca vómito.

Es esa la razón de que el candado se llame Skunklock (skunk, en inglés, significa zorrillo).

Según el emprendedor, el ladrón tampoco podría regresar para un segundo intento de robo cuando el gas ya fue expulsado. "Estás prácticamente vomitándote encima todo el tiempo", Y agregó: "Debería cambiarse la ropa, ducharse y volver para cortar lo que queda. No puedes prevenir un ladrón al 100%, por eso nosotros lo llamamos un candado ahuyentador, no una solución".

Hasta el momento el candado está en la etapa de proyecto en la plataforma de financiación, pero los resultados son prometedores: ya recolectó más de US$30.000 y promete salir a la venta en 2017.