¿Son necesarios los hombres? Científicos intentan una explicación

Repeler enfermedades y evitar la extinción son algunas ventajas biológicos que ofrece la selección sexual.

El cromosoma Y humano (derecha), es mucho más pequeño que el cromosoma X (izquierda). Estos dos cromosomas determinan el sexo en los humanos / Sinc.

Los hombres sólo aportan una minúscula célula al proceso de reproducción humana. El resto del trabajo, la otra mitad del material genético, el crecimiento y multiplicación de esa célula, los nueve meses de gestación y la alimentación de los bebés, todo eso, es el aporte de las mujeres. ¿Por qué la reproducción humana es un negocio tan desigual? Si el aporte del hombre es tan pequeño cabe preguntarse: ¿es necesaria, evolutivamente hablando, la existencia de los hombres?

Parece una pregunta trivial pero los científicos desde Charles Darwin la han considerado una pregunta muy seria. Finalmente muchas especies han logrado adaptarse y sobrevivir sin reproducción sexual, sin ese desequilibrio en las transacciones sexuales.

Como lo reportó el portal en español de la revista Scientific American, un grupo de científicos británicos tiene una explicación: “los hombres son necesarios para un proceso conocido como selección sexual, que ayuda a las especies a repeler las enfermedades y a evitar la extinción”.

Los científicos explican en su trabajo que un sistema donde toda la descendencia se genera sin sexo puede resultar más eficiente en término del número de individuos que se pueden generar pero con un riesgo más fácil de ser borrados de la carrera por la vida.

En la investigación publicada en la revista Nature el lunes, los científicos afirman que una ventaja de dividir las tareas de reproducción y que las machos tengan que competir para ser elegidos por la hembra mejora la reserva genética e impulsa una población más sana, ayudando a explicar por qué los machos son importantes.

Para entender mejor el problema, el científico Matt Gage y su equipo de trabajo en la Universidad británica de East Anglia, analizaron escarabajos durante 10 años. En su laboratorio crearon varias poblaciones de estos escarabajos que se reproducen sexualmente. En algunas poblaciones el número de machos era hasta nueve veces superior al de las hembras, en otras el número de machos y hembras era equitativo.

Después de siete años de reproducción y crear un árbol genealógico de escarabajos de 50 generaciones, los científicos hallaron que las poblaciones en las que había habido una fuerte selección sexual estaban en mejor forma y eran más resistentes a la extinción de cara a la endogamia. Entre los grupos de escarabajos en los que no hubo tanta competencia o “selección sexual”, se observó una reducción más rápida de su salud bajo la endogamia, y todos se extinguieron en la décima generación.

Cuando no hay sexo o no se necesita competir por él, la especie biológica que eligió ese camino se expone a una debilitación genética y por lo tanto resulta más vulnerable a la desaparición.

"La competitividad entre los varones para la reproducción reporta unos beneficios realmente importantes, porque mejora la salud genética de la población", dijo el profesor Matt Gage, quien dirigió el trabajo en la Universidad británica de East Anglia.

"La selección sexual lo consigue actuando como un filtro para eliminar mutaciones genéticas dañinas, ayudando a las poblaciones a florecer y evitar la extinción a largo plazo", agregó.

Así las cosas, por mucho que se quejen las mujeres de los hombres a su alrededor en términos biológicos su pequeño aporte en la reproducción resulta necesario para la salud de la especie.

 

Si quiere leer la nota completa haga click aquí

Temas relacionados