Stephen Hawking, el genio de la física que llegó a Los Simpsons y The Big Band Theory

Además de ser una de las figuras más significativas de la cosmología moderna, fue estrella en serie de televisión como Futurama y hasta inspiró una película que fue nominada a un premio Oscar: La teoría del todo.

En la noche del pasado partes 13 de marzo, Lucy, Robert y Tim Hawking anunciaron la muerte de su padre, el físico británico Stephen Hawking. Su legado ha sido recordado en todo el mundo, desde sus estudios sobre los agujeros negros, la teoría de la inflación cósmica, hasta el libro que lo lanzó a la fama en 1988: Una breve historia del tiempo. Su brillante carrera en el estudio de la física y la cosmología moderna estuvo también acompañada de su carrera como una figura pública.

(En contexto: Murió Stephen Hawking a sus 76 años)

Hawking, tras el éxito de su libro sobre la historia del tiempo, fue invitado a más de 50 programas de televisión, en Inglaterra y en el resto del mundo. Por ejemplo, sus apariciones en la serie de televisión Los Simpsons, son legendarias. La primera vez que apareció junto a los personajes amarillos fue en 1995, en el episodio titulado: Ellos salvaron el cerebro de Lisa. En su aparición, además de bromear con los personajes sobre sus teorías sobre la física, Hawking le dice a Homero que le parece interesante la teoría de la forma de una dona para explicar el universo.

En una entrevista el el diario británico The Guardian, el físico expresó que la producción de Los Simpsons había tratado con mucha responsabilidad su discapacidad en las cuatro veces que apareció en lo que considera lo mejor de la televisión norteamericana. “Mis apariciones en el programa fueron muy divertidas. Pero no me las tomo demasiado en serio”, añadió Hawking. Con su relación con los productores de la serie consolidada, el paso a otra serie de los mismos creadores resultó ser igual de exitosa.

En 1993, apareció por primera vez un holograma de Stephen Hawking en la serie Futurama. En ese episodio, se vio al físico, acompañado de Albert Einstein y Isaac Newton, jugando póker. Además de sus apariciones en la televisión animada, otro de los momentos claves de Hawking en el mundo de la televisión fue cuando en 1991 se estrenó un documental con el mismo nombre del éxito en las librerías: Una breve historia del tiempo. Bajo la dirección de Errol Morris, y música de Philip Glass, la producción fue un éxito en todo el mundo.

Otra de las series de televisión en donde apareció el físico fue The Big Band Theory. En total, Hawking apareció en siete episodios, incluyendo el número dos mil del programa en el que salió, a través de una llamada de Skype, cantándole el cumpleaños a Sheldon Cooper, el protagonista de la historia. 

Stephen Hawking también fue estrella de varios comerciales de televisión. Uno de ellos apareció en la pantalla en 1994 en un aviso de la compañía británica de telecomunicaciones BT en donde leyó la frase: “Los mayores logros de la humanidad se han logrado hablando. Sus más grandes derrotas las ha logrado al no hablar. No tiene que ser así”. Su intervención en el comercial llamó tanto al atención del público que el músico David Gilmour, guitarrista de Pink Floyd, lo invitó a que grabara una canción con ellos.

Fue así como en el álbum The Division Bell de esta agrupación, se oye hablar al físico en la canción Keep Talking en donde dijo las mismas palabras que en el comercial. Aunque Hawking confesó que en su lista de música favorita no estaba Pink Floyd, el físico explicó que sus gustos se inclinaban más hacia la música clásica. Hasta  ese género musical llegó la fama de Stephen Hawking pues fue la inspiración para que el compositor alemán, Rolf Riehms, compusiera una obra bajo el nombre del físico inglés.

Además de sus apariciones en la televisión, Hawking participó de una gran producción, quizás la más importante de su carrera. En 2014 se estrenó la película La teoría del todo en donde el actor británico Eddie Redmayne interpretó al físico inglés desde su entrada a estudiar física en la Universidad de Cambridge. Aunque en la producción Hawking nunca apareció, los actores y demás personal de la película explicaron que estuvo siempre atento a los detalles y le dio varios consejos s Redmayne, quien más tarde ganaría un Óscar por su interpretación del genio de la física.