Tras dos meses de rehabilitación, alcalde de Toronto retoma el puesto

Ford fue elegido en octubre de 2010 con el 47% de los votos de los electores de Toronto.

El alcalde de Toronto, Rob Ford, regresará el lunes a su puesto después de pasar dos meses en cura de desintoxicación y dispuesto a luchar por un segundo mandato en las elecciones que tendrán lugar en octubre.

El pasado mes de abril el alcalde fue filmado en estado de ebriedad y fumando en una pipa de crack, una potente droga derivada de la cocaína. Estas revelaciones provocaron un escándalo porque Ford tenía antecedentes de adicción al alcohol y los narcóticos.

El responsable político, que ha estado dos meses totalmente desaparecido de la escena política, reconoció tener "un problema con el alcohol".

A los 45 años, el alcalde conservador de Toronto tendrá que enfrentarse a dos sólidos contrincantes en las próximas elecciones. Los sondeos le atribuyen por el momento el segundo puesto tras Olivia Chow, candidata del Nuevo Partido Democrático, formación de izquierda.

Ford fue elegido en octubre de 2010 con el 47% de los votos de los electores de Toronto, seducidos por sus propuestas de bajar los impuestos y acabar con el despilfarro.