Tres enfermedades causan el 32% de las muertes en el mundo

Según un estudio realizado en 180 países la enfermedad cardiaca isquémica, la pulmonar obstructiva crónica y el ictus son las que más vidas cobraron durante el 2013.

Ya no es el sarampión o la diarrea las enfermedades que cada año quitan más vidas en el mundo. La lista ahora la encabezan enfermedades crónicas como la diabetes o los problemas renales, pulmonares y cardiacos, que sin importar de cuál país se hable, afectan a la mayor parte de la población.

Así lo demuestra el estudio The Global Burden of Disease Study, liderado por Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washingtong, que por más de 20 años y con el apoyo de 700 investigadores, ha recolectado información en 180 países sobre las enfermedades que más afectan a las personas. Desde 1990 hasta el 2013, los especialistas analizaron detalladamente 240 causas de muerte y cómo varias de éstas han sido afrontadas por la ciencia.

Los avances investigativos así como las mayores posibilidades de atención, han permitido que enfermedades como la malaria dejen de encabezar la lista de las principales causas de muerte. Para el 2013, por ejemplo, se registró que la enfermedad cardiaca isquémica, la pulmonar obstructiva crónica y el ictus fueron las que más vidas cobraron durante este año; el 32% en total.

Según el informe, los análisis realizados permiten concluir que los mayores avances en salud mundial en las últimas décadas son haber combatido efectivamente la muerte infantil a causa de infecciones como la diarrea y la neumonía, cuyas tasas disminuyeron en un 83% y un 51% respectivamente.

Asimismo, se resalta la labor realizada con el cáncer y enfermedades de tipo cardiovascular que en los últimos años registran una disminución como causas de muerte en las regiones de alto ingreso. Al respecto, el informe señala que vale la pena reconocer que aunque históricamente estudios de este tipo han registrado una amplia brecha entre los tipos de enfermedades y la cantidad de muertes que generan en países desarrollados y los no desarrollados, ha habido una disminución en esta diferencia. No obstante aún la salud en países como Bolivia, Nepal o Nigeria presenta discrepancias importantes con la de los ciudadanos de Japón, España o Estados Unidos.

En las últimas décadas el mapa mundial de las enfermedades mortales se ha transformado drásticamente. Las infecciones han dejado de ser una amenaza tan fuerte a excepción del VIH. En los últimos 20 años, la mortalidad por sida ha aumentado en 344%. Según Andre Kengne, del Consejo de Investigaciones Médicas de Sudáfrica e investigadora del estudio, “casi una década después de que el VIH llegara a su pico máximo en todo el mundo, sigue siendo la principal causa de muerte prematura en más de una docena de países en África Subsahariana. A medida que menos jóvenes mueren a causa de enfermedades infantiles, debemos hacer más para garantizar que el VIH/sida no se convierta en una amenaza para las personas de todas las edades". No obstante, en el informe también destaca que ha habido una mejora importante en el tratamiento y prevención de esta enfermedad en los últimos años.

En el mundo se ha trabajado por mejorar la calidad de vida de las personas. Aunque actualmente se registra una tasa mayor de muertes que hace 20 años debido al aumento de la población global, hay un significativo aumento de la expectativa de vida que pasó de 65,3 años en 1990 a 71.5 años para el 2013. Se estima, además que para el 2030 estas cifras continúen en aumento y que las mujeres tengan una expectativa de vida de 85,3 años y los hombres de 78,1.

No obstante, a pesar de estas notables mejoras, los expertos recalcan la importancia de enfrentar con mayor atención enfermedades en los países, generalmente superpoblados, en los que más muertes se generan por año. Un ejemplo es la India que para el 2013 representó el 19% de las muertes de todo el mundo con 10,2 millones de fallecimientos. Al respecto, el doctor Jeemon Panniyammakal de la Fundación de Salud Pública de la India y coautor del estudio, señaló que “es muy alentador que los adultos y los niños en la India vivan más tiempo y tengan vidas más sanas. Sin embargo, la influencia creciente de este país en la salud mundial implica que debemos hacer más para hacer frente a las enfermedades que matan a las personas en forma prematura".

Con este informe, que fue publicado en la revista científica Lancet, los investigadores quisieron contribuir en la medición de la salud mundial, pero ante todo pretenden ofrecer una base para la discusión sobre las metas de salud global.

Temas relacionados