Un joven con Síndrome de Down es dueño de un restaurante