Un San Valentín de oro

Las bajas en el precio del metal y en la tasa de desempleo de Estados Unidos, sumadas a un aumento de los salarios y los bajos precios del crudo, han jugado a favor del negocio de la joyería.

 Los inversores podrán estar desencantados con el oro, pero los románticos envalentados por una mejor economía están empujando las ventas estadounidenses de joyas para el Día de San Valentín hasta su nivel más alto en al menos cinco años.

Después de recibir un aumento en diciembre, Robert Halabi ahora se siente tan confiado que proyecta comprar joyas a dos mujeres para celebrar el feriado.
“Todos estos años me alcanzaba sólo para mamá y ahora puedo pensar en comprarle algo a mi novia”, dijo Halabi, un agente inmobiliario de 26 años, que pasó la tarde del martes comprando collares y aros de oro en la tienda insignia de Macy’s Inc. en el distrito de compras de Herald Square en Nueva York. “Venía leyendo que la economía mejoró, pero finalmente veo que se refleja en mi vida”.

Con la tasa de desempleo estadounidense en baja, los consumidores aprovecharon los beneficios del combustible más barato y una caída en los precios del oro para empujar la demanda en 2014 de joyas en ese metal hasta un máximo en cinco años, mostraron datos del Consejo Mundial del Oro con sede en Londres este jueves. Los estadounidenses gastarán US$4.800 millones comprando joyas para sus seres queridos este Día de San Valentín, el nivel más alto desde que la Federación Nacional Minorista comenzó a hacer un seguimiento de los datos en 2010.

“La gente compra lo que había postergado en los últimos años”, dijo en una entrevista telefónica el jueves Tom Winmill, que colabora en la gestión de US$220 millones en Midas Funds de Walpole, New Hampshire. “Las ventas de joyas se están viendo beneficiadas por la caída en los precios del oro de los últimos años y una mayor confianza en la economía”.

Mercado bajista

El oro está empantanado en un mercado bajista desde abril de 2013 en tanto las ganancias para los títulos y valores y la perspectiva de que suban las tasas de interés estadounidenses llevaron a algunos inversores a perder la fe en el metal como reserva de valor. Los precios cayeron 29% en los dos años anteriores, la mayor de las caídas desde al menos 1975. Los precios de la plata y el platino también bajaron durante ese lapso.

Los costos de las joyas monitoreados por la Oficina de Estadísticas del Trabajo cayeron 5,1% en los 12 meses previos a diciembre, la mayor caída desde que comienzan los datos en 1987. Los precios caen a la vez que suben los salarios, conforme las ganancias promedio por hora en los Estados Unidos subieron en enero en su nivel más alto desde noviembre de 2008, muestran datos gubernamentales. Los futuros del petróleo crudo en Nueva York cayeron 47% en el último año, reduciendo los costos de la nafta.

El Día de San Valentín es el principal feriado estadounidense para regalar joyas después de Navidad, según CPM Group LLC, una empresa de investigación y consulta en el área de productos básicos con sede en Nueva York. Más de 8% de las ventas del año se realizan este mes, dijo Anne-Charlotte Windal, analista de Sanford C. Bernstein Co.

Temas relacionados