Contenido desarrollado en alianza con la Universidad de Boyacá

Universidad de Boyacá: 40 años construyendo futuro

Cuatro décadas de historia, crecimiento y proyección de una institución ejemplar para la educación colombiana. El liderazgo de sus directivos ha logrado avances importantes.

Instalaciones de la Universidad de Boyacá.Cortesía

Los inicios de la Universidad

Los primeros años de la institución estuvieron marcados por dificultades y situaciones particulares que afectaban ese gran sueño y proyecto de vida, rememoran sus fundadores: el doctor Osmar Correal Cabral y la doctora Rosita Cuervo Payeras; sin embargo, la persistencia, firmeza y perseverancia fueron los factores determinantes que les permitieron seguir adelante.

En el acto académico que conmemoró los primeros diez años de vida institucional, el doctor Correal, rector en ese momento, aseguró que “esta es una institución para siempre, que está haciendo historia y que no dará marcha atrás”, momento en el cual, junto con la doctora Rosita, rectora actual de la institución, vieron la necesidad de buscar el reconocimiento en pleno como universidad, que les permitiera ofrecer programas de Maestría y Doctorado; por ello se prepararon para presentar la documentación al Ministerio de Educación, el cual les otorgó, en 2004, el carácter de universidad en pleno a la ahora Universidad de Boyacá.

Sigue consolidándose en Colombia y el mundo

El liderazgo de sus directivos ha sido determinante. Por ejemplo, la doctora Rosita ha hecho un gran esfuerzo para fomentar la cultura investigativa en la institución: creó el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (Cipade), los grupos de investigación, además de la creación —el año anterior— del Premio de Investigación Universidad de Boyacá, dirigido a estudiantes de colegios del oriente colombiano. También se destacan la creatividad y el emprendimiento impartidos en las aulas de esta casa de estudios, que han llevado a los egresados a ocupar importantes cargos como directores o gerentes de grandes empresas en Colombia y el mundo. Y finalmente, la movilidad internacional, que ha beneficiado, desde 1984, a 1.388 estudiantes y 656 funcionarios (docentes, administrativos y directivos).

Una Universidad que sigue creciendo

El ingeniero Andrés Correal Cuervo, vicerrector de Desarrollo Institucional, explica que “el crecimiento institucional se puede resumir en dos palabras: calidad y cantidad. Calidad, porque a lo largo del tiempo nos hemos consolidado en nuestros programas de pregrado, programas de maestría y, ahora, programas de especialización médico-clínicas, lo que nos lleva a que nuestros egresados se posicionen mejor en el mercado laboral y respondan a las necesidades del entorno. Calidad, en la prestación de todos nuestros servicios, principalmente, con una mejor planta profesoral, más especializada, con mayor número de doctorados y mejores medios educativos. Cantidad, por el número de estudiantes, por los egresados que nos representan en mejores posiciones en el entorno, con mayor relevancia en sus cargos y mejor posicionamiento de nuestros programas. Cantidad en infraestructura, ya que no solamente es un número muy alto de metros construidos al servicio de la comunidad y al servicio de los estudiantes, sino que representa la solución en espacios y en dotación. Cantidad en sedes y programas que se han descentralizado, especialmente en Sogamoso, en pregrado y con algunos programas de posgrado, y en Yopal con nuestros programas de posgrado”.

 
 

La cultura investigativa se sigue fortaleciendo en la institución

En el reciente informe preliminar de categorización de grupos, la Universidad de Boyacá mejora sustancialmente, categorizando la mayoría de sus grupos en A1, A y algunos otros en B, lo que evidencia transformación y crecimiento en el sistema de investigaciones de la institución.

Esto es posible gracias al Programa Doctorados para el Desarrollo de la Investigación y la Academia (DIA), debido a que la institución tiene un número significativo de docentes cursando doctorado, lo cual implica una mayor producción por parte de estos docentes, que están siendo beneficiarios del programa creado por la Universidad de Boyacá. Esto se traduce en la potencialización de las competencias investigativas y mayores publicaciones en revistas indexadas, tanto nacionales como internacionales, que redunda en la recategorización de los grupos.

“Es preciso destacar la participación en convocatorias. Actualmente tenemos proyectos financiados con Colciencias, donde somos ejecutores y coejecutores, y también tuvimos un proyecto el año pasado con el Ministerio de Cultura. En este momento estamos trabajando con universidades de la región, con universidades nacionales de la red Nexus, así como con universidades extranjeras. Ejemplo: el Centro Nacional de la Investigación Científica - (CNRS), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de la Universidad Católica de Valparaíso, el Tecnológico Nacional de México y la Universidad de Cantabria.

Este trabajo en red y la adquisición, o el haber ganado estas convocatorias, permiten tener unos proyectos con una financiación externa y unos alcances y logros a escala departamental y nacional e incluso internacional, para todos los que tienen trabajo colaborativo”, explica Elisa Andrea Cobo Mejía, vicerrectora de Investigación, Ciencia y Tecnología (e).

La educación virtual en la Universidad 

La educación virtual en la Universidad de Boyacá tiene un sistema que responde a las necesidades de personas que quieran aprender, organizaciones que quieran capacitarse y personas que no puedan acceder a una educación presencial, lo que impacta en la inclusión educativa. La ingeniera Carmenza Montañez Torres, vicerrectora de Educación Virtual, explica que “la metodología en la Universidad tiene dos modalidades: B-Learning y E-Learning.

El primero apoya el trabajo presencial de nuestros estudiantes y las competencias en nuestros docentes con relación a la pedagogía, a través de un entorno virtual. El segundo nos diferencia de las demás universidades y tiene todo un proceso de virtualización, en donde nuestros docentes planean el módulo a través de un comité de currículo, donde avalan los contenidos específicos para una asignatura. Hay un diseño estructural, que es donde ellos planean qué van a enseñar, cómo lo van a hacer y cómo lo van a evaluar.

 
 

El impacto de los egresados

El modelo pedagógico de la institución está basado en la complejidad, con unos principios donde la formación del estudiante está basada en la ética, ante todo, y en valores como honestidad, responsabilidad y compromiso para que, como egresado, actúe en todo momento con base en ellos y sea un gran embajador en cualquier parte donde ejerza su profesión.

“Cuando hemos tenido la visita de pares tanto para acreditación de programas como la institucional, incluso con la acreditación internacional, en donde un parámetro fundamental de medición son los egresados, los empleadores siempre han dado testimonio de la calidad de los egresados y de que han sido un factor importante en el crecimiento y desarrollo de sus empresas”, afirmó la doctora Cuervo Payeras. 

880877

2019-09-15T09:00:00-05:00

article

2019-09-15T09:00:01-05:00

practicanteweb_250636

none

Redacción Universidad de Boyacá

Actualidad

Universidad de Boyacá: 40 años construyendo futuro

52

7859

7911