Araucanos, felices por ser epicentro de las celebraciones