400.412 abortos clandestinos al año

Un estudio de este instituto reveló también que los embarazos no planeados, una de las principales causas del aborto, aumentaron a 67% en 2008.

El aborto sigue en la clandestinidad. De acuerdo con el estudio del Instituto Guttmacher, de Nueva York, en Colombia hubo 400.412 abortos inducidos en 2008 y de ellos sólo 322 (0,08%) se realizaron a través de los procedimientos dictados por la sentencia C-355 de 2006 de la Corte Constitucional.

Y aunque ya han pasado tres años, estos cálculos son los únicos disponibles, pues el Ministerio de Protección Social posee un ponderado incompleto y no sabe si algunos de esos abortos están dentro de las tres excepciones de la sentencia.

El estudio apunta que buena parte de los abortos se explicarían porque las mujeres no tenían pensado tener un hijo. De hecho, según el análisis, el número de embarazos no deseados llegó al 67% (911.000 anuales), muy superior al índice de embarazos planeados. En otras palabras: de 10 embarazos, casi 7 no están en las agendas de sus padres.

“La gente especulaba, -responde Lenis Urquijo, director de Salud Pública del Ministerio de Protección Social— que las mujeres, después de la sentencia, iban a declarar falsamente para acceder a los servicios. Pero no sucedió así. Las mujeres siguen abortando de manera insegura”.

Y hay otros problemas. La atención médica, tanto para procedimientos legales como para atender a las mujeres después del aborto, es precaria. Según el estudio, de 115.325 mujeres que presentaron complicaciones después del aborto, el 23% recibió atención y 6 de cada 10 IPS que podían atender a dichas mujeres, no lo hicieron.

Además, las mujeres que quieren abortar y están dentro de los tres casos estipulados por la ley encuentran obstáculos, afirma Cristina Villarreal, directora ejecutiva de la Fundación Oriéntame. “Hay que difundir la sentencia y eliminar las barreras de tipo administrativo, judiciales”. Barreras que, según Urquijo, van desde objetar conciencia institucional hasta alargar el proceso para que sea imposible abortar.

La mayoría de los procedimientos, como identificó el estudio, se realizan con una droga de fácil acceso, misoprostol. Por eso mismo, muchas mujeres realizan el aborto en solitario y tienen una alta probabilidad de presentar sangrado abundante y otras dificultades posteriores. En Colombia, por ejemplo, se registraron 132.000 mujeres con complicaciones y el Estado atendió a más de 90.000.

Frente a ese mapa del aborto en el país, Cristina Villarreal recomienda que los trabajadores de la salud tengan un mayor conocimiento de los procedimientos, de acuerdo con la ley. Urquijo coincide en ello, acepta que el Ministerio ha tenido fallas y agrega que mejorarán los sistemas de registro —porque las cifras reales son todavía inciertas— y la atención desde las escuelas. Para ello, se constituyó una mesa de trabajo, encabezada por la ministra de Educación, María Fernanda Campo, y el procurador general, Alejandro Ordóñez. Pero la tarea, según el estudio, es reforzar la aplicación de métodos anticonceptivos y prevenir más embarazos no planeados. “Todo parte de la decisión de la mujer. Cuando decide, parece no tener reversa”, concluye Urquijo.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los imperdibles de la Feria de Cali