Acuerdo para salvar servicios de pediatría

El martes la alcaldesa de Bogotá, Clara López, se reunirá con representantes de la Sociedad Colombiana de Pediatría para intentar concretar un acuerdo que ponga freno al cierre de camas para pediatría en la ciudad.

Como lo ha denunciado El Espectador en el último mes, más de 430 camas han sido clausuradas, mientras la población de menores de 18 años sigue creciendo en Bogotá acercándose a los 2’300.000.

La emblemática Clínica Palermo fue la última en anunciar que pondría fin a su servicio de pediatría. En 1999 lo hizo el Hospital Infantil Lorencita Villegas de Santos, le siguieron la Clínica del Niño Jorge Bejarano, la Clínica de Occidente, la Clínica Policarpa del Grupo SaludCoop, así como del servicio de pediatría de Epsiclínicas.

La semana pasada el secretario de Salud, Jorge Bernal, invitó a los representantes de las EPS, directivos de clínicas y hospitales, universidades y miembros de las sociedades médicas para plantear soluciones al déficit de espacios de atención hospitalaria para los menores.

En Bogotá el promedio de camas de hospitalización en pediatría es de 0,7 por cada 1.000 niños, muy por debajo de otros países de la región. En total, tan sólo están disponibles 1.713, lo que explica la congestión y las largas filas.

Entre las principales conclusiones a las que se llegó en la reunión, y que serán revisadas con la alcaldesa de Bogotá, está la revisión de los costos de atención por los servicios prestados a esta población. Una de las razones que está llevando a los gerentes de hospitales a clausurar el servicio de pediatría serían los contratos firmados años atrás y que ahora no resultan rentables.

El secretario aprovechó la reunión para hacer una solicitud pública a las directivas de la Clínica Palermo y a las clínicas de la ciudad para que no cierren el servicio de pediatría. Dijo estar totalmente dispuesto a estudiar estrategias para evitar que eso siga ocurriendo.

También se acordó revisar la actual reglamentación para garantizar un modelo de atención integral para los niños y las niñas. Por otra parte, a través de la creación de una mesa de concertación, se espera evaluar la situación de los profesionales de la salud que trabajan por los niños. La Secretaría de Salud se comprometió a evaluar y reforzar las estrategias de comunicación y promoción de salud en esta población.

Temas relacionados
últimas noticias