La apuesta por los ríos

Hoy se llevará a cabo el Segundo Encuentro por el Agua, organizado por El Espectador e Isagén en el Hotel Hilton de Bogotá.

El 50% de los habitantes rurales en Colombia no tiene agua potable.

Hoy se llevará a cabo el Segundo Encuentro por el Agua, organizado por El Espectador e Isagén en el Hotel Hilton de Bogotá. En este evento se hablará sobre la puesta en marcha de proyectos para la gestión del recurso hídrico en Colombia, país que supera seis veces la oferta mundial y tres la de Latinoamérica.

Buscando poner orden en el manejo de cuencas en Colombia, las autoridades locales y nacionales decidieron apostarle al diseño de los planes de ordenación y manejo de cuencas (Pomcas), que son indicadores de cómo se deben usar los recursos hídricos dependiendo de la región.

En teoría, los planes deben coincidir con los POT de cada municipio, pero la verdad es que esto pocas veces sucede.

Ómar Franco, actual director del Ideam, lo puso en palabras muy sencillas durante una de las reuniones previas al Segundo Encuentro por el Agua, organizado por El Espectador e Isagén y que tendrá lugar hoy: “Todos los sectores sienten que las leyes no las hicieron con ellos; no reconocen entonces los planes de manejo del agua”. Para Franco, hay muchas leyes y muy poca implementación y unión entre los sectores.

Un perfecto ejemplo de las problemáticas del uso del agua en las zonas rurales más alejadas se puede encontrar en la Amazonia colombiana. Luz Marina Mantilla, directora del instituto científico Sinchi, explicó cómo la expansión de la frontera agrícola y la minería ilegal son elementos que golpean fuertemente a las cuencas y sus ecosistemas. Agregó que las comunidades indígenas y locales no tienen acueductos ni agua potable (90% de los municipios de la zona no cuentan con el servicio), lo cual crea una necesidad humana urgente.

María Carolina Castillo, directora del Programa de Agua Potable y Saneamiento del Viceministerio de Vivienda, explicó que este es un reto generalizado en el país, ya que apenas un 50% del área rural de Colombia tiene agua potable para sus poblaciones, mientras el 75% de las áreas urbanas ya tienen el servicio.

Por su parte, Ángela Inés Cadena, directora general de la Unidad de Planeación Minero-Energética, expresó la preocupación del sector minero por las actividades de explotación ilegal y señaló que debe aprender mucho del sector energético, que ha sido organizado y ha buscado soluciones sostenibles.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias