Bogotá y Medellín encendieron la Navidad