Colombia, reino de los medicamentos falsos

En la última década el país ha figurado sistemáticamente entre las 10 naciones donde más se distribuyen fármacos adulterados según el Pharmaceutical Security Institute.

Durante la última década Colombia se ha mantenido entre las diez naciones donde más se falsifican y comercializan medicamentos fraudulentos. Según reportes de la Policía Fiscal y Aduanera de la DIAN, en los últimos cinco años se incautaron medicamentos ilegales por valor de $23.185.029.539.

Francisco de Paula Gómez, presidente ejecutivo de Afidro, la asociación de las principales multinacionales de medicamentos en Colombia, aseguró que se trata de un problema de extrema gravedad. Recordó que mientras en África el 50% de los medicamentos que circulan en el mercado son falsificados en países de Latinoamérica como Colombia esa cifra es del 30 a 40% y en países desarrollados cae a un 10%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha planteado que sólo por antimaláricos falsificados mueren unos 200.000 enfermos de paludismo anualmente, y se calcula que en el mundo un millón de personas morirían al año por esta misma razón.

“Las consecuencias de la falsificación de medicamentos sobre personas y sociedad son más que meras cifras: el dolor y la muerte son de carne y hueso, los casos están ahí”, aseguró Gómez.

El representante  del gremio resaltó que nadie está a salvo de consumir estos medicamentos. Contrario a lo que muchos creen, los fármacos falsificados no sólo se venden al público a través de expendios directos pues recientemente se ha descubierto que a través de redes se introducen en el sistema de salud vendiéndolos a farmacias, hospitales, distribuidores y EPS.

Evaluaciones independientes a las bases de recobros de 2008 y 2009 del FOSYGA, el fondo que aglutina los recursos con que se paga la salud en Colombia, indican que se podrían haber realizado pagos  como si fueran medicamentos originales.

“El macabro negocio de la falsificación de medicamentos ha alcanzado magnitudes inimaginables en casi todos los países. Se  falsifican desde vitaminas, antigripales, pastas para el dolor de cabeza, antibióticos, hormonas, hasta fármacos contra el cáncer, el SIDA, vacunas, biotecnológicos y medicamentos de alto costo”, aseguró Gómez.  Su advertencia para los consumidores es verificar la procedencia de los medicamentos.

Temas relacionados

 

últimas noticias