Colombianas con PIP serán indemnizadas

Por negligencia, la firma alemana que certificó la calidad de las prótesis deberá pagar 4,4 millones de euros a 1.480 mujeres.

La abogada colombiana Nathalie (der.) Lozano asumió la defensa del caso. / EFE

Por permitir que las prótesis francesas PIP (Poly Implant Prothèse) fueran vendidas en todo el mundo sin ser sometidas a estrictos protocolos de control y vigilancia que certificaran su calidad, el tribunal de comercio de Tolón (Francia) le ordenó a la empresa alemana Tüv indemnizar a las 1.480 mujeres víctimas de los implantes defectuosos.

Representadas por la abogada Nathalie Lozano, 1.400 mujeres colombianas, 50 francesas y 30 inglesas interpusieron a principios de este año la demanda que acaba de favorecerlas.

Al encontrar que la certificadora alemana fue negligente, pues nunca verificó los implantes y sólo se limitó a realizar un control de los documentos, los jueces decidieron que la compañía deberá pagarle “inmediatamente” 3.000 euros (unos $7,7 millones) a cada una de estas mujeres.

La cifra constituye sólo un pago inicial del total de la indemnización que aún no se ha calculado, pero que podría ascender a 15.000 euros ($38,8 millones) por persona.

“Este es un fallo histórico de reivindicación y reconocimiento de los derechos de estas mujeres, que durante años vieron afectada dramáticamente su salud sin ser escuchadas ni atendidas”, afirmó Nathalie Lozano desde Francia.

El principal argumento a favor de las demandantes fue que durante diez años la firma Tüv estuvo encargada de hacer los procedimientos para certificar al mundo que estas prótesis eran aptas para ser usadas en el cuerpo de las mujeres.

Lozano llamó la atención sobre la delicada situación de las mujeres que decidieron ponerse prótesis PIP, pero que hoy no tienen los recursos para realizarse un diagnóstico especializado ni para retirárselas y reemplazarlas. “Por eso este fallo es importante. Este es un asunto muy complicado. Tenemos miles de mujeres que no saben si tienen rupturas en sus prótesis y no tienen recursos para tratarse”.

Además, la abogada colombiana aclaró que aún existen caminos jurídicos para las mujeres que no alcanzaron a adherirse a esta demanda masiva: “Hay una nueva oportunidad para estas mujeres. Ahora tenemos 500 australianas y otras 1.000 colombianas interesadas”.

Se estima que en Colombia son cerca de 15.000 mujeres las que decidieron implantarse este tipo de prótesis.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

BMW actualiza la serie F

El carro que busca competir con las aerolíneas