Iván Duque es el nuevo presidente de Colombia: Marta Lucía Ramírez, su vicepresidenta

hace 2 horas

Cuestionan investigación sobre ántrax

La versión del FBI afirma que el doctor Bruce E. Ivins, experto en biodefensa de la Armada de Estados Unidos, fue el culpable de los ataques con ántrax en 2001.

Que trabajó de manera inusual, en la noche, y que envió cartas firmadas con otros nombres. Ivins se suicidó en 2008 y el FBI cerró el caso dos años después. Sin embargo, tres científicos dicen que es probable que el buró de investigación haya desestimado elementos esenciales.

Martin Hugh-Jones, Barbara Hatch y Stuart Jacobsen —que presentaron sus resultados en el Journal of Bioterrorism & Biodefense— revisaron las esporas de los sobres enviados, que cobraron la vida de 5 personas y afectaron a 17. Los científicos encontraron que su fabricación “indica un tratamiento muy especial y experiencia”. En las esporas había residuos de estaño, un elemento que sirve —según los autores del estudio— como catalizador y que el FBI nunca estudió a profundidad.

El hecho de que el ántrax estuviera compuesto por estaño y silicio sugeriría que Ivins es inocente de los ataques, pues no tenía el equipo adecuado para fabricar los compuestos, o fue apoyado por otras personas. Pese a que en principio el buró denominó al estaño como un “elemento de interés”, después de un tiempo no se refirió más al tema ni al modo en que estaba compuesto el ántrax.

De acuerdo con The New York Times, algunos científicos que revisaron el estudio aseguraron que el estaño es contaminante, pero “no es un indicio de un proceso complejo”. Dean Boyd, vocero del Departamento de Justicia, le dijo al diario que “no hay evidencia de que las esporas utilizadas en los correos fueron producidas” por fuera del laboratorio de Fort Detrick, donde Ivins laboraba.

El FBI ya había realizado estudios sobre el efecto del estaño en los gérmenes y la forma en que el silicio, otro elemento que revestía las esporas, llegó a los sobres. Un científico de la Fuerza Aérea aseguró que es posible que las esporas se infectaran de estaño al contacto con productos como antibacteriales o desinfectantes.

Temas relacionados
últimas noticias

Historia del lenguaje Porsche