Falsificadores de medicinas caen en la red

Productos falsos para la disfunción eréctil, para adelgazar y para la depresión estuvieron entre los más incautados.

Las autoridades policiales de 81 países se unieron en un operativo sin precedentes contra la comercialización de medicamentos sin licencia o falsificados. Fue llamada la ‘Operación Pangea IV’ y terminó con el decomiso de 2,4 millones de medicinas falsas vendidas por internet y valoradas en $6,3 millones, el cierre de 13.500 sitios web que fungían como farmacias en línea y la detención de 55 personas.


La Interpol, desde su cuartel general en la ciudad francesa de Lyon, coordinó la operación, que se desarrolló entre los días 20 y 27 de este mes y se centró en tres frentes de acción: los servidores de internet, el sistema de pago electrónico y las redes de distribución. Se encontró que los más populares en las ventas en línea son los productos para la disfunción eréctil, los tratamientos para adelgazar, los medicamentos para la depresión, los suplementos alimentarios, las hormonas y los anabolizantes. También se encontraron fórmulas para el cáncer y la epilepsia.


Las autoridades colombianas estuvieron allí, y aunque no han revelado los hallazgos específicos del país, podría hacerse algún cálculo teniendo en cuenta lo siguiente: durante la última década Colombia se ha mantenido en el listado de los diez países del mundo con las mayores redes de falsificación y comercialización irregular de medicamentos, según el Pharmaceutical Security Institute. Sólo en los últimos cinco años las incautaciones de estos productos superaron los $23.000 millones.


Ronald Noble, secretario general de la Interpol, dijo enfático en la presentación del informe que “internet no es un paraíso de anonimato seguro para los delincuentes que trafican con medicamentos ilícitos”. Y advirtió que los alcances de esta mafia son tan extensos que sólo se pueden vencer “con el esfuerzo internacional consistente, colectivo y constante que implique a todos los sectores”.


Si las cifras de países como España e Italia sorprendieron a la comunidad internacional (en el primer país se incautaron 500.000 medicamentos y en el segundo casi 110.000), seguramente cuando se conozcan las de los países latinoamericanos el escándalo va a ser mayor, ya que el Pharmaceutical Security Institute estima que en esta región, entre el 30 y el 40% de las medicinas que circulan en el marcado son falsas, mientras en los países desarrollados es apenas el 10%.


En Colombia no existe una reglamentación clara para regular la venta de productos farmacéuticos por internet, lo que ya representa un desafío para las autoridades de salud, que están empezando a ver cómo este negocio ilegal sigue creciendo. Fuentes del Invima aseguraron que el Ministerio de la Protección Social fue el responsable de recolectar todos los datos encontrados para unificar la información de esta problemática, que está desbordada.

 

últimas noticias