Gobierno sigue adelante con reforma universitaria

Luego de la jornada de protestas en varias universidades del país, la ministra de Educación reafirmó la intención de continuar con el proyecto.

Este viernes, desde Barranquilla, donde se llevó a cabo el último foro regional para discutir los contenidos de la propuesta de reforma a la Ley 30, la ministra de Educación, María Fernanda Campo, reafirmó la intención del Gobierno de seguir adelante con la propuesta que modificaría el sistema nacional universitario.

Al margen de las protestas violentas que se presentaron el jueves, prácticamente todas las universidades públicas del país han programado foros internos y sesiones de discusión entre estudiantes, docentes y directivos para analizar la reforma. La idea es presentar contrapropuestas al Gobierno con lo que consideran deben ser las nuevas reglas de juego del sistema universitario.

Por su parte, el Ministerio de Educación continúa con el cronograma de actividades previstas para socializar y debatir la propuesta. Ayer se cerró en Barranquilla el ciclo de foros regionales. El próximo 5 y 6 de abril tendrá lugar en Bogotá el primer encuentro internacional sobre el tema. Invitados de Brasil, Chile, Francia, Corea, entre otros, darán a conocer las reformas y los modelos educativos aplicados en sus países. Expertos del Banco Mundial y otras instituciones presentarán sus opiniones y estudios sobre educación superior en el siglo XXI.

La ministra Campo y el viceministro de Educación Superior, Javier Botero, tienen previsto continuar con algunas visitas a las regiones e iniciar un ciclo de reuniones sectoriales con grupos más pequeños y especializados.

Entre tanto, la Universidad de los Andes y el Ministerio de Educación han implementado un proyecto de sistematización de las propuestas que contengan ideas para alimentar la reforma y que sean enviadas a través de medios digitales desde cualquier rincón del país.

Una vez se tenga el balance de las sugerencias y modificaciones, el Gobierno decidirá qué incluye y qué no en el proyecto de ley que debería ser presentado en julio cuando comience la segunda legislatura. “Lo más importante hasta ahora es que hay un consenso entre todos los actores en que se necesita la reforma —comentó la ministra desde Barranquilla—. Eso es un punto de partida importante. Los objetivos nadie los cuestiona. Otra cosa es cómo lograrlos. En eso debemos ponernos de acuerdo”.

Sobre las medidas contra las manifestaciones violentas, la ministra dijo que son competencia de la Policía, “la posición del gobierno es rechazar categóricamente esos actos violentos que desbordan las funciones del ministerio”.