Haga de su casa un spa

El trajín de la ciudad puede hacer que cualquier persona pierda la cabeza y se deje agobiar por el ritmo de la vida moderna. Sin embargo, mantener el control y regalarse unos minutos para sí mismo hace la diferencia entre vivir con gotas de valeriana o sacar lo mejor de las peores situaciones. Solo hay que alejarse un poco para ver la vida desde otra perspectiva.

Las rodajas de pepino son infalibles para relajar los párpados. / iStock
Las rodajas de pepino son infalibles para relajar los párpados. / iStock

El estrés del trabajo, las deudas o los trancones pueden afectar su salud física y mental. Tomarse un tiempo para relajarse y meditar es quizás la mejor terapia para hacerles frente a estos dolores de cabeza y renovar baterías.

Ir a un spa y dejarse consentir por manos expertas puede ser la mejor opción, un regalo para el cuerpo y el espíritu, pero si la falta de tiempo no se lo permite, hacer de su casa un centro de relajación puede resultar igual de efectivo y, lo mejor, convertirse en un plan para toda la familia.

Si siente que necesita hacer una pausa, poner su mente en blanco y bajarle las revoluciones a su corazón por unas horas, siga los siguientes consejos (ver recuadros) para disfrutar de un día de spa sin salir de casa.

Acondicionar el lugar
 
Elegir una habitación bien iluminada, sin distracciones o recordatorios del trabajo, es el primer paso en el camino a la relajación. Música, velas, aceites, mascarillas y demás productos deben estar a la mano. Un sitio privado es importante, no querrá que los amigos de su hijo lo interrumpan en medio de la sesión.
 
Ejercicios de relajación
 
Empezar con una sesión de yoga o ejercicios de estiramiento leves ayudará a activar el cuerpo y liberar la mente. Si tiene un jardín y está haciendo buen clima, puede aprovechar el aire libre. Si prefiere un ambiente interior, la sala o un salón amplio funcionan. Música suave o videos tutoriales de yoga son el acompañante perfecto para iniciar la actividad física.
 
Baño reconstituyente
 
Un baño caliente se lleva los problemas al drenaje. Si tiene una tina en casa, mientras la llena baje las luces y encienda unas velas. Si puede, agregue sales de baño, aceites esenciales y otros ingredientes al agua. Esta es una forma de mejorar los efecto del baño y recibir todos los beneficios de la aromaterapia. Sírvase una copa de vino o una taza de té para disfrutarla mientras se sumerge y se deja relajar por el agua.
 
Tratamiento facial
 
Así como en un spa lo consienten con una mascarilla de algas o de barro, en casa también es posible preparar una mezcla con ingredientes naturales que limpie las impurezas de la piel y borre una que otra arruga. Recuerde proteger los ojos con las tradicionales rodajas de pepino, que también ayudarán a relajar los párpados. No invente mascarillas exóticas que puedan manchar la piel: la clásicas de huevo, miel y azúcar, o solo aguacate, son una buena opción.
 
Masaje de pies a cabeza
 
Ideal no solo para distensionar los músculos, sino hidratar el cuerpo con aceites o cremas, y si tiene compañía, no dude en disfrutar el turno de dar o recibir el masaje. Use una esponja vegetal o un exfoliante corporal para eliminar las células muertas de los brazos, las piernas y el torso.

 

Temas relacionados