"Los maestros no pasarán a la Ley 100"

María Fernanda Campo dice que se está confundiendo a los maestros. Con la nueva licitación, que supera los $700.000 millones, se busca mejor calidad en la prestación de los servicios de salud.

Los maestros, así como los militares y los empleados de Ecopetrol, gozan de un régimen especial de salud distinto al del resto de colombianos. En los próximos veces vencen los principales contratos con los prestadores de estos servicios a los maestros y el Ministerio de Educación ha dicho que se va a aprovechar esta coyuntura para redactar una nueva licitación y exigir más calidad.

La noticia no cayó bien en el sindicato de maestros, Fecode, que ya prepara una movilización para el próximo 7 de septiembre. Argumentan que el Gobierno quiere acabar con privilegios que la ley les otorga. No es cualquier cosa lo que está en juego: son más de$700.000 millones de pesos anuales por tres años. Un contrato lo suficientemente jugoso para alborotar intereses cruzados.
 
¿Se va a respetar el modelo de salud del magisterio?
Lo que queremos nosotros, y es un compromiso del Acuerdo de Concertación de mayo con Fecode, es respetar el modelo de salud del magisterio y no incluir a los maestros en el régimen general  de salud de la ley 100 de 1993. Hay toda una serie de intereses detrás de esos contratos. Vamos a hacer una licitación abierta y plural para que se preste un mejor servicio.

¿Es cierto que los maestros están descontentes con el servicio que reciben?
En las encuestas que tenemos hay un gran nivel de insatisfacción. En la última, el 60% de los educadores dijo que ha accedido a servicios por fuera del sistema por su propia cuenta. Esto demuestra inconformidad. Yo me he comprometido a mejorar las condiciones de calidad de vida de los maestros a través de un contrato de vivienda con el Fondo Nacional del Ahorro y con el Banco Agrario. Y también a garantizar la mejor calidad posible de servicios médicos.
 
¿Por qué no es cierto que la EPS van a manejar el sistema de salud de los maestros?
No es cierto. No es una decisión tomada. Hay un concepto de la Superintendencia de Salud según el cual no se puede subcontratar la prestación de servicio como sucede hoy con las IPS. Eso hace replantear la forma y las condiciones. Pero la Superintendencia también dice que esas son las reglas y quien decide qué hacer es el FOMAG (Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio). Por eso nosotros en la última reunión del consejo directivo conformamos dos mesas de trabajo. Una para mirar aspectos jurídicos. Otra para los aspectos técnicos. Con base en esas mesas se van a definir los términos de referencia de la licitación. Basados en este concepto de la Superintendencia se mencionó que las instituciones que podría prestar el servicio son de medicina prepagada, compañías de seguros, cajas de compensación o EPS. Esas estarían habilitadas para prestar el servicio. Pero eso no quiere decir que se saca una licitación y sólo pueden participar EPS.

¿Quiénes podrían tener una red en el país capaz de atender los maestros?
No sabemos a priori. Simplemente pondríamos condiciones en el pliego y, dependiendo de qué tan exigentes seamos, tendremos un número de participantes.

¿Por qué dice FECODE que de $1.4 billones sólo se están invirtiendo  $700.000 en salud de los maestros?
No tiene ningún fundamento. En el último Consejo Directivo del FOMAG se aprobó una adición presupuestal de $150.000 millones para ponerse al día en cesantías, que también las administra este fondo.

¿Qué hay de cierto en que el Fondo tiene déficit de $280.000?
No sabemos de dónde sacan esa cifra. En el Consejo se preguntó cuánto falta para ponernos al día y se dijo $150.000 millones. Minhacienda se comprometió a girar ese dinero para ponernos al día.

Con tanto escándalo en la salud, ¿han hecho auditorias al de los maestros?
Hemos hecho encuestas sobre prestación de servicios. Pero nos hemos comprometido a tener auditorias en la próxima licitación.

¿Están buscando alguien que administre el fondo?
Eso no se ha definido. Por eso las dos mesas que se crearon. Es la junta directiva del Fomag quien tiene la facultad de hacer la licitación y administrar recursos.

¿Si habían hecho un acuerdo con FECODE por qué ellos ahora promueven un paro?
Eso es simplemente para desinformar a los maestros. En ningún momento se ha tomado decisiones en la  prestación de servicios de los docentes. Vamos a respetar su modelo excepcional y no los incluiremos al régimen de la Ley 100.
 
La Corte Constitucional ordenó al Estado igualar planes de beneficios de los colombianos porque no es justo que unos reciban unos privilegios y otros menos privilegios. ¿Está de acuerdo?
El compromiso es mantener el régimen excepcional.  Ese es un derecho adquirido y en el Ministerio consideramos que se debe respetar.
 
¿Un mensaje para los maestros?
Pueden estar tranquilos. Ratificamos el compromiso de respetar el régimen excepcional. No los vamos a incluir en  la Ley 100.

 

últimas noticias

Seat regresa más fuerte