Manizales quiere ser bilingüe

Que antes estaban en el primer lugar de desempleo y que ahora están en el número once. Que antes dependían del café y que sin él llegaba la debacle.

Que hoy, cuando ya no ocupan una tierra de desocupados, tienen más oportunidades con la estrategia de los call center —puntos de atención telefónica que pululan por toda la ciudad—, ideada por el alcalde de Manizales, Juan Manuel Llano Uribe. Que casi 9.000 empleos se han generado desde hace cuatro años. Que muchos no tenían y ahora tienen. Es eso —así, casi con las mismas palabras— lo que dicen el alcalde, el chofer, los asesores y las empresas. Que Manizales es, hoy, una ciudad sui géneris.

Y como parte de ese progreso —pasar del café a la economía tecnológica—, la alcaldía, con el apoyo de varias instituciones, ha educado desde 2008 a los niños y jóvenes a través del programa Manizales Bilingüe, para que tengan un nivel alto de inglés y las empresas extranjeras —que tienen varios beneficios, entre ellos una exención en el impuesto de inmueble por 10 años— aterricen en la ciudad.

“Yo lo llamo ‘la ancheta’ —dice el alcalde Llano —: usted va sacando lo que va necesitando. Nosotros servimos de facilitadores para que lleguen las empresas”.

Para que “lleguen las empresas”, como dice el alcalde, hay que educar en dos idiomas. “Hablar de bilingüismo —afirma José Castaño, secretario de Educación de Manizales— es hablar de la joya de la corona, de la niña de los ojos”. En la Alcaldía se dieron cuenta de que el promedio estándar de las pruebas Icfes de inglés en Manizales era de 35 puntos, mientras que el ponderado nacional era de 52. Decidieron entonces capacitar a los profesores. Pero, en principio, cuenta Castaño, “hubo resistencia”. Convencieron a algunos y los capacitaron. Muchos profesores tenían jornadas de trabajo hasta pasado el mediodía y luego, en la tarde, se dedicaban a mejorar su inglés. Y así el proyecto facultó cada vez a más profesores.

Es por eso que el alcalde y el director técnico del programa, Andrés Giraldo, dicen que los resultados están a la vista: 150 docentes ya tienen un nivel B2, de acuerdo con el marco europeo de enseñanza. Significa que pueden estudiar, sin problema, en cualquier instituto de Estados Unidos. Ahora, más de 10 docentes extranjeros se asentaron en diferentes escuelas. El plan, que beneficia a 19.080 alumnos de 17 colegios, irá hasta 2017, cuando se reciban las primeras promociones con pronunciación y comprensión casi perfectas. Esa es la proyección, a pesar de que este es el último año de Llano al frente de Manizales.

Manizales Bilingüe, en el que han invertido $2.600 millones, se extenderá pronto a los asesores de los call center, quienes, si aprenden inglés, ganarán entre un 30 y 40% más, según Iovania Peñalosa, directora de recursos humanos de Emergia, el call center más grande de Manizales.

Mientras que todos estos planes llegan a buen puerto, el alcalde Llano, mirando a los niños del jardín infantil de Emergia, que quizá serán bilingües, dice:

“Qué belleza, ome”.

últimas noticias

El café y las montañas