Menos sal, menos cáncer

Reducir su consumo puede evitar uno de cada siete casos de cáncer estomacal.

Un estudio conducido por expertos del Fondo Mundial para la Investigación de Cáncer reveló que reducir el consumo de sal puede evitar uno de cada siete casos de cáncer estomacal.

Los perjuicios del consumo de sal han sido señalados por diversas investigaciones, pero el nuevo trabajo logró establecer un cálculo aproximado del alto precio que está pagando la sociedad por el consumo exagerado de esta sustancia.

De acuerdo con la publicación, el consumo promedio de sal en la población es de 8,6 gramos por día, 43% sobre el límite recomendado. De esa cantidad, el 75% proviene de los alimentos procesados y tan sólo el 25% lo añadimos a la hora de consumirlos.

Además de estar asociado a un mayor riesgo de cáncer estomacal, el consumo de sal es considerado un poderoso factor de riesgo de hipertensión y por lo tanto de enfermedad cardiovascular.

“El cáncer estomacal es difícil de tratar con éxito, porque la mayoría de los casos no se detectan sino cuando la enfermedad ya está bien establecida”, señalaron los voceros del Fondo Mundial para la Investigación de Cáncer y añadieron: “Esto pone aún más énfasis en cambiar el estilo de vida para evitar que la enfermedad ocurra en primer lugar, por ejemplo reduciendo el consumo de sal y comiendo más frutas y vegetales”.

Una de las recomendaciones hechas por parte de los autores del estudio es exigir a los productores de alimentos incluir en el etiquetado información precisa sobre la cantidad de sal contenida en los alimentos. Según sus propios cálculos, el 14% de los casos de cáncer en el mundo podrían evitarse si las personas no excedieran el consumo de 6 gramos diarios de sal.

 

Temas relacionados