A poner orden en los ríos

Autoridades ambientales apuestan por ordenamiento de cuencas para evitar tragedias durante la ola invernal.

Para la CAR de Cundinamarca la prioridad es la descontaminación del río Bogotá. / Flickr/Gina Parody

Entre 2010 y 2011 Colombia vivió la más destructiva ola invernal de su historia reciente. El trágico saldo que dejó ese período de lluvias incesantes fue de 467 víctimas fatales, 3,6 millones de personas afectadas, 41 desaparecidos, 577 heridos, 15.323 viviendas destruidas y 489.116 averiadas. Un drama que el país no quiere repetir.

Buscando herramientas para prevenir una situación igual, el Ministerio del Medio Ambiente firmó con 30 corporaciones autónomas regionales del país (CAR) un convenio para la “actualización y ajuste de 137 planes de ordenamiento y manejo de cuencas hidrográficas (Pomca)”.

Según explicó Ramón Leal, director ejecutivo de Asocars, durante un encuentro organizado por El Espectador, en dos años tendrán que estar formulados unos planes de manejo para la ordenación de estas cuencas con el fin de coordinar el uso del suelo, las aguas, la flora y la fauna, “manteniendo así el equilibrio entre el aprovechamiento social y económico de los recursos y la conservación de la cuenca”. Este es quizás el proyecto más ambicioso por el agua en el que están trabajando las autoridades ambientales en conjunto.

En el Atlántico, por ejemplo, el proyecto “Saneamiento ambiental de la cuenca oriental de Barranquilla” busca remediar la enorme contaminación que durante cien años le han provocado los 1,5 millones de habitantes de la región a sus cuerpos de agua. Gracias a un sistema de tratamiento de aguas residuales y a la construcción de un emisario subfluvial —con una inversión de $86.000 millones—, se están dejando de verter 5 metros cúbicos por segundo de aguas residuales, como lo explicó Alberto Escobar, director de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico.

César Garay, asesor de Cormagdalena, no duda en señalar que el mayor proyecto que está ahora en manos de su corporación es la recuperación de la navegabilidad por el río Magdalena entre Puerto Salgar y Barranquilla. Esto permitirá, por ejemplo, mover una tonelada de carga por el río a un precio cinco veces más económico que en tractomula. La licitación se abrirá el 19 de noviembre y en febrero de 2014 se espera conocer el ganador.

La prioridad para Cortolima es clara: la protección de la cuenca del río Coello, que abastece el 60% del agua de consumo humano y agroindustrial del Tolima y que desde 1997 fue declarada en estado de “agotamiento”. Según Jorge Enrique Cardoso, director de esta corporación, una de las principales amenazas es la minería a gran escala que se quiere instalar en Cajamarca de la mano de la AngloGold Ashanti.

“El Gobierno nos está dando un mensaje contradictorio: por un lado nos pide que protejamos el recurso hídrico y por el otro está autorizando sustracciones de área para la exploración de este proyecto”, dice Cardoso. Con el objetivo de preservar el recurso hídrico se han comprado 8.000 hectáreas en la cuenca del río Coello.

Una de las principales apuestas de la CAR de Cundinamarca es la recuperació del río Bogotá. En este sentido, su primera gran acción es la adecuación hidráulica para la mitigación de inundaciones. Y la segunda —la más titánica— es la descontaminación. Antes de diciembre de 2014 comenzará el trabajo de optimización y ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales El Salitre, “una de las obras fundamentales en el proceso de descontaminación”, para lo cual se invertirán US$487 millones, según ha explicado Alfred Ignacio Ballesteros, director general de la corporación.

Luis Olmedo Martínez, director del Jardín Botánico de Bogotá, señala que uno de los principales problemas en la administración y gobernabilidad del agua en el país es que “seguimos tomando decisiones a corto plazo”.

Como parte de las actividades previstas por la campaña ambiental BIBO, el 20 de noviembre se llevará a cabo el 2º Encuentro por el Agua organizado por El Espectador con el apoyo de Isagen.

Alberto Escobar- Director CRA
“Gracias a un sistema de tratamiento de aguas residuales se están dejando de verter 5 metros cúbicos por segundo de aguas residuales en los sistemas de caño de Barranquilla”.

Jorge Cardoso- Director Cortolima
“El Gobierno nos está dando un mensaje contradictorio: por un lado nos pide que protejamos el recurso hídrico y por el otro autoriza sustracciones mineras en Cajamarca”.

Alfred Ballesteros- Director CAR-Cundinamarca
“Antes de diciembre de 2014 comenzará el trabajo de ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales El Salitre, una de las obras fundamentales en el proceso de descontaminación del río Bogotá”.