Profes, entre el tablero y la "tablet"

Para los maestros de escuelas rurales pasar del tablero a la "tablet" es el más apasionante descubrimiento.

Por allá en los años treinta, el ingeniero Vannevar Bush inventó un dispositivo al que llamó "Memex" (Memory expander). Y nadie le hizo caso. En los noventa, su cajón de almacenamiento de documentos se materializó en un proyecto similar, que hoy conocemos como World Wide Web (www).

Bush partió de una idea tan simple como revolucionaria: aprendemos por asociación no por estructuración. Las posibilidades de enseñanza y aprendizaje de la www, el mundo digital, son el gran desafío de la educación contemporánea.

A lo largo de esta semana, Medellín ha sido anfitriona del XIV Encuentro Internacional Virtual Educa 2013. Con la participación de los sectores gubernamental, académico, corporativo y sociedad civil, promueve la reflexión sobre la innovación en la educación como mecanismo estratégico para la inclusión social y el desarrollo sustentable.

La asistencia masiva de educadores e invitados de diversos rincones de Colombia y países como Perú, Chile y Argentina, ha enriquecido los encuentros pero también ha desbordado la capacidad logística de los organizadores —ineficiencia del personal orientador, fallas en el sonido de las conferencias, desorden en la acreditación de asistentes, interminables filas de ingreso a las charlas—.

Lo que importa: la pregunta

En el Gran Salón 1 de Plaza Mayor, me siento en la cuarta fila del público. Asisto a la conferencia "Uso de los recursos y servicios educativos digitales: portales y contenidos", con los panelistas Alejandro Piscitelli, Luis Fernando Correa y Juan Carlos Bernal; y Pedro Hepp, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, como moderador.

Se sienta a mi lado una mujer de cincuenta y pico de años, maestra de una escuela rural. Llama a su madre, le pregunta por su salud y le pide la bendición. Mientras esperamos a que la charla comience (con un retraso de media hora); sin disimulo, ella observa cómo digito este artículo en mi iPad, tomo fotos y envío correos.

— "Excúseme, señora. ¿Me podría decir cómo se llama eso es que usted tiene y dónde lo puedo conseguir?", me susurra.

Respondo sus preguntas y le muestro otras funciones del dispositivo. Se coloca sobre las rodillas su agenda de páginas amarillentas, y mira con embeleso la pantalla táctil.

Comienza la charla. Piscitelli, de ConectarLab, fue la rock-star del panel, habló sobre su experiencia en Educar, el primer portal de la Latinoamérica que colgó blogs. Un híbrido pionero, un laboratorio de experimentación.

Según el conferencista argentino: "Esta es una sociedad de información y de conocimiento, pero también de desinformación y de desconocimiento", y agregó que los educadores están en mora de descubrir las "tablet", como herramientas claves de desarrollo pedagógico.

Piscetelli resaltó que la tecnología ha logrado algo impensable: achicar brechas generacionales, por eso padres e hijos, profesores y alumnos, deben aprovechar la oportunidad para dialogar desde lo digital.

Convencido de que "el conocimiento tiene que ver con la acción", ha incursionado en proyectos educativos que parten de Facebook: "Los portales sirven para analizar quién produce conocimiento, quién lo socializa, cuál es el rol del docente".

Por su parte, Luis Fernando Correa, gerente de Operaciones y Educacion de Universia Colombia, habló de la relevancia de preparar a los profesores para ser “curadores de contenidos” y de fomentar la pregunta en los portales, sitios para compartir dudas.

Juan Carlos Bernal, asesor en gestión de contenidos digitales del Ministerio de Educación, consideró que "el reto de las comunidades educativas es permitir estrategias que permitan incorporar estos portales".

Red de inclusión

El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, presenció desde primera fila el IV Foro Multilateral de Educación e Innovación, que contó con tres ponencias: Lucrecia Ramírez, del programa Mujeres digitales de la Secretaría de equidad de Género de Antioquia; Shelly Esque, presidenta de la Fundación Intel; y Catalina Escobar, directora y co-fundadora de Makaia.

La doctora Ramírez relató el proceso de formación de "Mujeres digitales: intersección entre periodismo, pedagogía, tecnología y política", cuyo objetivo es el empoderamiento (entendido como fortaleza interior y no como "poder sobre" o "poder contra") de las mujeres como factor clave del desarrollo.

El plan de inclusión a través de lo digital pretende llegar a las mujeres "más educadas, más talentosas y más públicas (por cuanto toman decisiones que afectan a muchos)": líderes naturales, como las maestras, que puedan cambiar patrones culturales que discriminan y promueven la violencia.

En la práctica, "Mujeres digitales" apunta a generar contenidos que intersecten lo pedagógico, lo tecnológico, lo periodístico y lo político.

Shelly Esque, cabeza de la Fundación Intel, expuso el programa "Bridging the gender divide", el cual trabaja en tres categorías: cuidar la gente, proteger el planeta y preocuparse por la generaciones futuras.

La ejecutiva subrayó cómo el PIB de los países aumenta en un 10% cuando sus niñas estudian; y agregó que ese indicador también asciende si se incrementa el acceso a internet. La Fundación Intel ha formado a treinta mil maestros en Colombia para que sean facilitadores en la formación de nuevos líderes.

Por último, Catalina Escobar, directora y co-fundadora Makaia (Bibliotecas para el desarrollo), insistió en la importancia de entender el papel de las bibliotecas como motores de desarrollo.

Para muchos asistentes a Virtual Educa, las conferencias y exhibiciones son una actualización profesional necesaria; pero para otros, como los maestros de escuelas rurales, pasar del tablero a la "tablet" es el más apasionante descubrimiento.

Temas relacionados