Proyecto busca impulsar energías alternativas en el país

Se estudia entregar incentivos para las empresas con proyectos sostenibles.

Cambio climático. /Archivo
Cambio climático. /Archivo

Colombia está lejos de hacer parte de la lista de los mayores contaminantes del planeta. Sin embargo, esto no exime al país de empezar a implementar estrategias para el uso de energías más amigables con el ambiente. A esta meta le apunta el grupo de Sistemas e Informática de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín y la empresa EPM, que en este momento están trabajando en el desarrollo de modelos informáticos y matemáticos a través de los cuales se pueda acceder a información sobre la generación y el consumo de energía en todo el país.

De acuerdo con un informe de la Universidad, que se basa en la Agencia Internacional de Energía, en 2011 el mundo emitió 31,6 gigatoneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, 3,2% más que en 2010, contribuyendo al cambio climático. De este porcentaje, el 0,2% de gases efecto invernadero le corresponde a Colombia con 180 toneladas anuales, debido a que la mayor cantidad de energía se produce gracias a hidroeléctricas y no con combustibles fósiles como ocurre en buena parte de los países desarrollados.

Hasta ahora el equipo, liderado por el profesor Jaime Franco, ha logrado determinar que el país puede seguir manteniendo su baja cuota de carbono pero que incluso, se podría reemplazar la producción térmica. De acuerdo con declaraciones de Franco a la Agencia de Medios de la Universidad Nacional, frente a la generación de energía a través del agua "no es claro cuál es la estructura más adecuada que se debe implementar el país a futuro, dada la gran incertidumbre sobre el impacto que pueden tener las políticas mundiales sobre cambio climático".

Para Franco es evidente que aún los países como Colombia deben empezar a implementar tecnologías más limpias, y para lograrlo es necesario la promoción de nuevas políticas e incentivos para las empresas que se unan en este camino.

Hay varias opciones a la hora de promover las energías limpias: por un lado está el cobro por producción de carbono, bajo el cual las empresas pagarían por su nivel de contaminación y por el otro, los incentivos para las empresas que usen energías sostenibles. Para el equipo, definitivamente la segunda opción es la más conveniente para promover estos nuevos mecanismos. Pero el país aún está lejos de este escenario: ejemplo de ello es que la energía solar y la eólica aún no cuentan con incentivos y resulta muy costosa su implementación.

Cifras del Ministerio de Minas y Energía Sostenible señalan que casi el 20% de la energía que consume el mundo proviene de fuentes limpias. Sin embargo, en este momento, Colombia aporta menos del 1%. Todo un reto para el país en momentos en los que el cambio climático ha dejado de ser un tema lejano y se ha convertido en el mayor desafío.

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Donde nadar con tiburones?

Rush, la nueva apuesta de Toyota

Ucumarí, un robot para la exploración espacial

Aventura en los desiertos del Perú

Una aventura 4x4 por Quindío